Crespo- El jueves 28 de marzo en el Parque Evangélico Los Paraísos se realizó la distribución de parcelas entre un grupo personas de nuestra ciudad interesadas en dedicarse a la horticultura como alternativa que les permita generar su propio trabajo.
“Desde el municipio retomamos el tema, se hizo convocatoria a gente interesada que suele venir a pedir trabajo, para acompañarlos a que logren una salida laboral independiente y que se vayan desarrollando individualmente, trabajando dentro de un grupo”- dijo el secretario de Desarrollo Urbano y Ambiente, arquitecto Omar Molteni a Paralelo 32. Explicó que mayormente son changarines, a quienes se quiere potenciar de esta forma para que tengan su propio trabajo. Cada uno se trasladará por sus propios medios hasta la huerta para cumplir con las tareas que requiera la producción de verduras y hortalizas para comercializar.

El funcionario explicó que es un trabajo articulado con la participación del INTA, La Agrícola Regional y la Fundación Evangélica Argentina propietaria del Parque Los Paraísos, donde cada entidad hace su aporte al proyecto.

El INTA realizó la roturación y fertilización del suelo al que incorporó guano, en una franja de 7.500 m2. La entidad participa con el asesoramiento profesional y entrega de semillas. La Agrícola Regional proveerá de herramientas y recibirá la producción. “En caso que exceda a lo que se pueda comercializar a través de la cooperativa, podrán vender individualmente lo que cosechen”- aclaró Molteni. El municipio se hará cargo de comprar la semilla que no pueda suministrar el INTA, trasladar la producción desde la huerta hasta la cooperativa, aportar un tanque de reserva de agua y brindar asistencia a los participantes del proyecto a través del acompañamiento de Trabajadoras Sociales.

El funcionario señaló que el predio es cedido en comodato y que esta iniciativa fue respaldada este miércoles 10 de abril con la firma de los convenios entre las instituciones participantes y con quienes exploten la huerta. De la rubrica de los convenios participaron el Intendente Darío Schneider; la Gerente Gerenal de LAR, Noelia Zapata de Jacob; el Jefe Agencia de Extensión Rural Crespo del INTA, Ricardo De Carli; el Ingeniero Norberto Usinger en representación de la Fundación Evangélica Argentina, propietaria del Parque Evangélico Los Paraísos; y las familias que llevarán adelante este emprendimiento.

Acompañando el momento estuvieron presentes Omar Molteni (secretario de Desarrollo Urbano y Ambiente); Hernán Jacob (secretario de Economía y Hacienda); Miguel Berns (concejal del Frente Crespo Nos Une) y Raquel Gorostiaga (del equipo técnico de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ambiente).

Darío Schneider contó que desde hace un buen tiempo se venía trabajando en la elaboración de este proyecto. “Por eso desde la gestión estamos muy felices de poder tener este momento para celebrar este comienzo, además estamos todos esperanzados con esta iniciativa” afirmó. También manifestó: “Este es un paso importante porque estamos produciendo cosas que van a consumir los crespenses, por lo tanto todos tendremos el conocimiento de su procedencia, además del conocimiento del cariño y amor que ustedes le van a poner a su trabajo para tener productos de calidad”.

El presidente municipal destacó, además, el trabajo de cada una de las partes comprometidas con esta iniciativa de Huerta Agroecológica transformando “una alianza perfecta”. En ese sentido agradeció al ingeniero Usinger “por poner a disposición el establecimiento, porque el lugar no es una cosa menor, porque es un espacio que está cuidado, con actividad permanente y donde también se podrá desempeñar esta tarea de forma segura”. Al INTA “porque nos brindará la cuestión profesional con asesoramiento y seguimiento” y a La Agrícola Regional “porque nos permitirá realizar la comercialización de lo producido”.

Finalmente Schneider también bregó para que próximamente “se vayan sumando otras familias” para que se puedan poner en marcha “nuevas iniciativas porque contamos con mercado para lo que vamos a producir” y especificó que todavía “tenemos mucho para crecer” en el marco de este proyecto de Huerta Agroecológica.

A continuación Noelia Zapata de Jacob reflexionó sobre la importancia de cristalizar esta iniciativa, en la cual consideró que todas las partes tienen “una cuota de obligación”. Definió este proyecto “como una alianza perfecta, porque se han unido el INTA con todo su conocimiento; una institución (por la Fundación Evangélica Argentina) que cede un espacio que es de encuentro, de esparcimiento y que desde ahora también será un sector de producción; LAR y el municipio, para generar la satisfacción que causa en las personas la posibilidad de tener un trabajo digno”.

Luego remarcó que las familias que lleven adelante este emprendimiento “no estarán solas” porque contarán con el “asesoramiento de ingenieros, dispondrán de tierra y herramientas para trabajar” y que “aprender e incorporar conocimientos, deben ser fortalezas para generar oportunidades y responsabilidades”. También explicó que desde LAR se pondrán a disposición las góndolas para comercializar esa producción. “Todo esto es el esquema perfecto para un sistema productivo: tierra, trabajo, conocimiento y la posibilidad de venta” afirmó.

La gerente de LAR sostuvo que en “Entre Ríos tenemos falencias en la parte de horticultura, porque estamos comprando en los mercados de Buenos Aires y Santa Fe, cuando tenemos la posibilidad de producir todas las variedades de hortalizas que podamos consumir”. También argumentó sobre la importancia de “producir una alimentación sana, porque es para donde viene el mundo pensando en lo natural”. En ese contexto manifestó que en LAR el “mayor interés es llevarle a los consumidores productos sanos y que se sepa el origen, como el agua para el riego, la tierra y la utilización o no de productos” acontecimientos fundamentales en la trazabilidad que es la serie de procedimientos que permiten seguir el proceso de evolución de un producto en cada una de sus etapas.

Producción comercial

La ingeniera agrónoma Mirta Kahl, asesora del INTA comentó detalles de este proyecto de producción comercial, donde cada productor deberá decidir qué tipo de hortaliza o verdura sembrará para que no sea un mismo productor quien siembre y coseche todas las especies.
Indicó que falta colocar el cerco perimetral y también se deberá definir cuál será el sistema de riego, si por cañerías de agua o por aspersión.

En cuanto al proyecto existen posibilidades de crecimiento y de incorporación de más interesados. Inicialmente se trabajará sobre la parcela acondicionada, pero hay otra fracción similar donde se tiene la posibilidad de sembrar melón, sandía, papas, batatas, zapallo en la temporada primavera-verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here