Victoria.- Vecinos autoconvocados de los colectivos llamados El Paraná No Se Toca, junto con Los Guardianes de Victoria, presentaron una nota al Ejecutivo local para solicitar información sobre si la municipalidad estaba al tanto de las fiestas privadas que se promocionaban y realizaban en islas de Victoria. Asimismo, se generó el contacto y los mencionados colectivos mantendrán el diálogo con la Municipalidad para ver cómo continúa el asunto.

Las fiestas

El vocero de El Paraná No Se Toca y fotógrafo ambiental, Pablo Cantador, habló con Paralelo 32 sobre el presunto incumplimiento de la ordenanza 2185, que protege a las islas de actividades destructivas y degradativas para el ecosistema. En este sentido, nos facilitó spots publicitarios donde se promocionaban fiestas electrónicas en islas de Victoria. Bajo el nombre de The Garden Island Rosario, y con un corte marcadamente norteamericano, circulan videos en plataformas audiovisuales de fiestas correspondientes a la temporada 2018/2019.

“Presentamos por mesa de entrada la nota. Estamos esperando la respuesta para ver cómo sigue el tema”, comentó Cantador. “Hablamos con Navoni [Sergio Navoni, secretario de Gobierno] y la sorpresa para nosotros es ver que no tienen mucho conocimiento de lo que sucede de este lado. Si bien saben que hay paradores y eventos, cuando les mostramos la magnitud de algunas fiestas puntuales, es como que se habían sorprendido”, narró.

Sumado a esto, añadió: “También los veo desbordados, pareciera que no tienen los elementos para hacer un control de ese tipo de cosas. A nosotros nos impacta esto: cómo el Estado no tiene las herramientas para poder controlar algo de este tipo”. Incluso, Cantador destacó el daño ambiental que genera este tipo de fiestas privadas donde, incluso, se arroja pirotecnia.

Por su lado, Gustavo Andino de Puerto de Fiscalización dijo: “Nosotros no tenemos un puesto físico en la isla que nos pueda determinar que efectivamente eso [las fiestas] haya ocurrido. Es una falla que tiene el Estado municipal y provincial. El contacto directo nuestro es con la comisaría de Charigüé, y el comisario me afirmó que no existió nada de eso”.

—¿Van a tomar alguna medida para constatar que las fiestas no ocurran?

Andino: —A nosotros nos transmite la información y nos advierte la comisaría o la prefectura de Rosario. Como tenemos contacto con ellos, nos suministran información cuando ven ese tipo de situaciones y concurrimos inmediatamente. Acá hay que entender que el que va en contra de las disposiciones vigentes es el organizador, y más aún si lo hace en locales comerciales que no cuentan con la habilitación municipal. De hecho, nosotros todos los años hacemos los relevamientos de los locales comerciales. Después, si ellos organizan un sábado y no realizan previamente los trámites, eso corre por su responsabilidad, amén de que la Municipalidad puede actuar de oficio como lo hemos hecho en varias ocasiones”

Evasión total

Sin embargo, Andino aseguró que las imágenes que circularon en medios rosarinos son viejas, ya que pertenecen al año pasado y que actualmente no tienen información de que, efectivamente, esas fiestas se sigan desarrollando. Lo cierto es que las publicidades continúan en la red.

“El año pasado Había lugares donde se organizaban este tipo de eventos y los clausuramos. Pero en dos oportunidades un mismo negocio violó la faja de clausura. Infiero que, quizá, podría haberse ordenado directamente el secuestro de la mercadería para que esto no siguiera sucediendo”, analizó en retrospectiva.

“La situación es que vos vas, colocás la faja, pero no es que volvemos a ir el fin de semana siguiente. Lo que sí se le solicita a la policía es la vigilancia periódica para que constate que no hayan sido violadas las fajas de seguridad. Pero después vos te encontrás con la problemática de la policía: que si tiene combustible, que si tiene personal. Al no tener un lugar físico, nuestra situación es que estamos muy vulnerables”, continuó.

También le preguntamos a este respecto al secretario de gobierno, Sergio Navoni. “Nosotros reglamentamos las fiestas en función de cuando vienen a pedir la habilitación de espectáculos públicos. Acá no vino nadie a pedir habilitación. Si las fiestas las hacen, las hacen en forma antirreglamentaria”, dijo.

Por último, Navoni comentó que acordaron diálogo con los grupos ecologistas, donde éstos les informarán acerca de si se están difundiendo fiestas de este tipo. “Lo único que podemos hacer nosotros es ir y hacer el acta de infracción de que se está desarrollando sin autorización. Si vienen a pedir el permiso de espectáculos públicos nosotros tenemos que exigir que contraten policías, que contraten prefectura porque están en el río, que contraten lanchas sanitarias o lo que haga falta, y tienen que pagar SADAIC, AADI CAPIF y un montón de requisitos que no cumplen”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here