Las alternativas para la pobreza

0

(Por Hugo Schira).- El año de la pandemia y la cuarentena, la pobreza llegó al 42% y afecta a 19,4 millones de personas, según informó el Indec. Es el dato del segundo semestre del 2020; fue el 35,5% en el mismo período del 2019. En tanto, la indigencia llegó al 10,5%, el nivel más alto desde 2004. 8% anotó el año previo.

“El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 31,6%; en estos residen el 42% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 7,8% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 10,5% de las personas”, aclaró el informe.

Cuando un país empeora y no resuelve la pobreza y la indigencia, le quedan tres caminos por delante. Iniciar una redistribución de la riqueza a través de una revolución que ataque el régimen jurídico de propiedad imperante. O apelar al crecimiento económico y paulatina redistribución de los nuevos ingresos, mejorando hacia abajo.

Seguir en la misma senda, es la tercera variante. Pero ese atajo, tarde o temprano, termina encallando contra las dos verdaderas alternativas: revolución o redistribución.

En Argentina, a las élites que mandan en el Estado y en la economía, les quedan dos opciones: seguir como hasta ahora, gestionando el cortoplacismo con impudicia e impunidad. O empezar a crecer y redistribuir como medida cautelar de autopreservación. Para los trabajadores y el pueblo, la alternativa es hacer la revolución desde abajo o dar consenso a un plan de crecimiento con justicia desde arriba. Por ahí pasa la verdadera grieta, de la que no hablan ni C5N ni TN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here