El Informe Mundial sobre Drogas de la ONU advierte que en la última década se registró un aumento del 50 % en la producción global de estupefacientes. El documento destaca que las políticas de prevención y tratamiento siguen fallando y solo una de cada siete personas con problemas graves de adicción recibe atención médica.

La droga más popular es el cannabis, pero la cocaína marca un nuevo récord histórico de producción, con 1.976 toneladas. Las muertes relacionadas con la drogadicción también se incrementaron. Esta y otras siete conclusiones se pueden extraer de esta última investigación en estadísticas.

Muere más gente

La ONU estima que en 2017 se registraron 135.000 muertes más respecto a 2015. En concreto, se contabilizaron 585.000 fallecimientos relacionados con los opioides, sustancias causantes de dos tercios de las muertes registradas. También se calcula que se han perdido 42 millones de años de vida “sana” (años ajustados en función de la discapacidad) debido a daños colaterales derivados del consumo.

Hay más consumidores

En concreto, un 5,5 % de la población mundial de entre 15 y 64 años, lo que representa unos 271 millones de personas. Mientras, el número de personas con trastornos graves causados por los narcóticos ha aumentado hasta los 35 millones en todo el mundo.

La cocaína es la droga más producida

Ni más ni menos que 1.976 toneladas de cocaína se produjeron en el año 2017, un 25 % más que en el anterior registro. También aumentó la cocaína incautada por las fuerzas de seguridad, hasta 1.275 toneladas, la cantidad récord en toda la historia.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito señala en su informe que el 70 % de la cocaína del mundo se produce en Colombia.

“Lo que está pasando en Colombia es preocupante”, manifestó Angela Me, jefa de investigación de ese organismo.

Así, la ONU destaca que entre 2008 y 2017 se registró un 50 % de la producción mundial de cocaína en ese país sudamericano.

México y Afganistán lideran la producción de opio

7.790 toneladas es la producción global de opio. La mayor parte tiene como origen Afganistán, con 6.400 toneladas, mientras que desde México provienen 586 toneladas.

El consumo de drogas sintéticas aumenta

Según el informe de la ONU, hay unos 29 millones de consumidores de anfetaminas y estimulantes análogos. Otros 21 millones consumen éxtasis.

También se destaca que los opiáceos representan el mayor impacto en la salud. En concreto, las sustancias procedentes de la adormidera, como la heroína o la morfina, son consumidas por unos 35 millones de personas. Los trastornos por este tipo de consumo representan el 70 % de los impactos negativos para la salud.

La heroína, la hepatitis C y el VIH van de la mano

12 millones de personas se inyectan opiáceos como la heroína. 1 de cada 8 viven con VIH y más de la mitad con hepatitis C, mientras que 1,3 millones de individueos sufren ambas enfermedades. Según los datos, muere el triple consumidores de droga a causa de la hepatitis C que de VIH.

Se acota el mercado para nuevas sustancias

Las definidas como sustancias psicoactivas (estupefacientes químicos con propiedades similares a las drogas ilegales pero fabricadas con elementos sintéticos legales, por lo que su comercialización podría darse bajo la apariencia de sales de baño) van en descenso. Según detallan los expertos de la organización, al ser catalogadas, prohibidas y controladas, se les ha podido poner freno.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here