Largas colas y malestar por el tiempo de espera en la vacunación

0

Crespo.- Continúa la campaña de vacunación por coronavirus en la ciudad, donde desde hace una semana se adoptó la metodología de convocatoria abierta, suministrándose por jornada la cantidad de dosis que se dispongan para así avanzar lo más rápido posible en el objetivo a nivel nacional y provincial, de tener en los próximos meses el mayor número posible de personas inoculadas con una primera dosis.

Comenzó la semana y desde el Hospital San Francisco de Asís se convocó para este martes a la aplicación de primeras dosis a mayores de 35 años; además se citó a quienes en marzo y abril recibieron la primer dosis de la vacuna Sinopharm, para aplicarse la segunda dosis.

La modalidad de convocatoria abierta que se comenzó a implementar desde el nosocomio, para llamar a las personas comprendidas en nuevos rangos etarios que van siendo alcanzados por la vacunación, mostró ciertas falencias en los períodos anteriores, que no lograron ser subsanadas y terminaron haciendo eclosión este martes.

Se van sumando personas más jóvenes y, basta observar la pirámide poblacional para entender que los más jóvenes conforman una franja etaria más numerosa, sumándose a esta demanda las falencias tecnológicas del sistema nacional. Hay, además, claras deficiencias en el método de inscripción, donde es más probable que al finalizar el proceso algún dato aparezca mal cargado y no se pueda corregir. A esto se suma que, a pesar de incorporar más personas a la atención del 0800 que la provincia facilita para que los entrerrianos se contacten para consultar sobre su turno o corregir algún dato, es una proeza lograr atención, lo que ya predispone mal a quienes consideran que en estos tiempos lo más importante es una atención dinámica para llegar sin tropiezos a la dosis esperada.

Finalmente, el proceso de registro que lleva a cabo el hospital local, a pesar de la buena voluntad y disposición del personal que busca asistir de manera dinámica la demanda,  colapsa en la práctica, cuando convergen los inscriptos y los no inscriptos a quienes se convoca a concurrir libremente. Se requiere para solucionarlo, un mayor número de personas para la organización del vacunatorio.

El principal problema de la convocatoria abierta es la demanda y la falta de organización de la fila que se forma con el paso de las horas y que hoy comenzó a las seis de la mañana. La fila se extendió por unos doscientos metros y a muchas personas se les indicó que no serían vacunados porque ya estaba cubierto el cupo. En ninguna de las jornadas de vacunación que se ha realizado en la ciudad se informó la cantidad de dosis a aplicarse; lo que conlleva a que las personas que, en esta nueva modalidad de convocatoria abierta y sin turno, se organicen en sus trabajos u hogares para poder ir a vacunarse; y sucede lo que viene sucediendo. Personal de Bomberos colabora en la tarea tratando de mantener ordenado lo mejor posible el distanciamiento y avance de quienes aguardan por una dosis, pero faltó quien contara la cantidad de personas en espera y las dosis disponibles, para que los últimos evitaran un plantón en vano. Es lo que produjo la indignación de unos cuántos que perdieron su tiempo hasta ser anoticiados que en este día, no habría vacuna para ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here