La vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Susana Medina de Rizzo, denunció el viernes último a su par Emilio Aroldo Castrillon por “violencia de género”, tal como lo había anticipado el 27 de abril, en una reunión de Acuerdo del Alto Cuerpo.

La vocal Medina se presentó sin abogado alguno y, en su presentación, relató la conflictiva situación entre ambas autoridades judiciales -en función de una discusión en el chat de WatshApp, del que todos los integrantes del STJ participan diariamente- y se sintió agraviada por dichos de Castrillon, informó Análisis.

Pasaron más de diez días la la reunión del Superior Tribunal de Justicia, desarrollada en el tercer piso de Tribunales, a la que concurrieron en persona algunos vocales y otros asistieron de manera virtual. Entre los primeros estuvieron Germán Carlomagno, Daniel Carubia, Susana Medina de Rizzo, Emilio Castrillon y Miguel Giorgio. En tanto, por vía remota lo hicieron los vocales Bernardo Salduna, Claudia Mizawak y Juan Smaldone.

En el centro de la denuncia está una charla de Whatsapp en la que Castrillón hizo una referencia a Medina. En la denuncia, la vocal se refirió a esta situación ocurrida el 18 de abril pasado que le causó “violencia moral e institucional, en los términos de la ley 26.485 (de violencia de género), y es la conducta del doctor Castrillon que de manera pública en el grupo de WhatsApp creado para enviar y recibir comunicaciones, el colega presenta una captura de pantalla que no refleja la realidad, dando a entender que abusa de licencias, perjudicando el trabajo del STJ en materia de amparos”.

Al anunciar que haría esta denuncia, Castrillón le respondió. La cita del acta del Superior Tribunal es la siguiente: “Con la palabra, el Dr. Emilio Castrillon afirma que de ninguna manera planteó nada acerca del trabajo de su colega informante, y lo que en realidad intentó decir -lo que seguramente fue malinterpretado por la Vocal- lo hizo en relación a un tema puntual que se discutía en ese foro: la apertura paulatina de los tribunales. En ese marco, y dado que la señora Vocal se encontraba en uso de licencia, propuso que opinaran quienes se irían a desempeñar y que, por lo tanto, son lo que se verían afectados por la decisión. Finalmente señala que lo hubiera hecho con cualquiera de sus colegas, sea varón o mujer, por lo que niega que se trate de un tema de género”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here