La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) solicitó en el mes de noviembre pasado una audiencia al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet. Habiendo transcurrido el mes de diciembre y tras el inicio de un nuevo año, el pedido de reunión se mantiene vigente y urgente a raíz de la difícil situación que sigue atravesando la mayoría de los sectores industriales de la provincia y el país, y que exigen de los mayores esfuerzos conjuntos por salir adelante.

Según indicaron en el comunicado dado a conocer este miércoles, el encuentro busca poner sobre la mesa de diálogo acciones que permitan paliar la crisis que atraviesan los establecimientos generadores de valor agregado y de trabajo registrado. La muy complicada realidad que da la pronunciada recesión, nos posiciona como industriales ante tres grandes ejes de trabajo público – privado tales como son los referidos a los altos costos energéticos, cargas impositivas de fuerte impacto y carencia de financiamiento. En definitiva, nuestra intención es gestionar una serie de medidas necesarias que corresponden a la órbita provincial y profundizar, además, gestiones ante el Gobierno Nacional.

No es ocioso reiterar que las industrias sufren desde hace muchos meses, las consecuencias de un mercado recesivo, con caída de ventas, baja en los niveles de producción, dificultades de financiamiento lo que trae como consecuencia indudable problemas para sostener el empleo. Por ello, la UIER sostiene la importancia de impulsar junto a la Provincia las políticas necesarias que sirvan de sostén a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas que conforman la mayor parte del abanico industrial en Entre Ríos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here