Por Nicolás Loza (Politólogo)

En el actual contexto de crisis económico-sanitaria, un importante sector de la dirigencia política tomó posición sobre el tema y piden la suspensión de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que han regido las elecciones nacionales de 2011, 2013, 2015, 2017 y 2019.

La Ley Nº 26. 571, «Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral», conocida coloquialmente como las PASO, fue sancionada el 2 de diciembre de 2009. Pensadas en su momento por la elite política como una herramienta de fortalecimiento de las maquinarias partidarias y siempre vistas por la opinión pública como un gasto económico innecesario, las elecciones primarias, podrían ser suspendidas el próximo año, con argumentos de excepcionalidad.

Las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, no generan per se una mejor calidad de la democracia intrapartidaria pero sí, establecen ciertas condiciones para ello. Esto quedó demostrado desde su implementación, allá por 2011.

La democracia interna de un partido político se ve, entre otras cosas, en la elección de sus candidatos. Es decir, hay más democracia si esa elección la hace la gente que si la realiza “a dedo” el líder del partido. Es más democrático si a los candidatos los selecciona los ciudadanos o militantes que si lo hace un cuerpo colegiado o un congreso partidario. En la tradición política partidaria argentina, hay pocos partidos que practiquen la democracia interna. En la mayoría de ellos, los candidatos son elegidos por sus líderes para mantener la autoridad y el acatamiento a sus directivas.

La pandemia del Covid19 ha trastocado todas las dimensiones de nuestras vidas y, al parecer, generará algunas condiciones para modificar ciertas reglas del sistema electoral a nivel nacional. Es preciso señalar que la suspensión de las PASO afectará de forma negativa a la democracia interna  de los partidos políticos en un año en el que se eligen legisladores nacionales; en el caso de nuestra provincia, cinco diputados.

Por el lado del peronismo, esta medida no significará un gran cambio o desafío, ya que el partido fundado por Perón tiene gran capacidad para manejar el poder y adaptarse a los cambios. Del lado no peronista de la historia, sí, se puede observar algún nubarrón en el horizonte de la República, dado que las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias constituyen uno de los mecanismos más certeros para ordenar y definir liderazgos. La suspensión de las PASO, por ahora, sigue sumando apoyos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here