María Grande- La preocupación por el futuro de muchas empresas y comercios que no estaban en condiciones de llegar al fin de la cuarentena y se vieron obligadas a hacerlo, y que ahora mucho menos estarán en condiciones de continuar la actividad, es un tema de preocupación nacional. María Grande es parte del mismo problema.

El presidente del Centro de Comercio, Industria y Actividades Afines, Diego Gómez, comentó a Paralelo 32 que “La salida de la cuarentena se gestará de manera paulatina desde el lunes, en un día a día, con una vuelta a la normalidad que será muy cuidadosa, y algunos sectores y actividades que incluso continuarán con la cuarentena más allá de esa fecha. En el Centro de Comercio Industria y Actividades Afines hemos recibido innumerables llamados y mensajes de comerciantes preguntando qué pasará con ellos, y contándonos que observan sus comercios cerrados sin poder trabajar y eso los angustia. Nos duele profundamente la situación por la que atraviesa el sector, estamos para escucharlos y llevar su reclamo a las autoridades”.

Sobre la labor que desarrollan, el dirigente remarcó que “Mantenemos contacto permanente con el intendente y le transmitimos las consultas y sugerencias, pero la realidad es que más allá de las buenas intenciones no hay mucho más que podamos hacer, ya que desde el Gobierno Nacional es lo que se ha decretado y debemos acatar. Esperemos que poco a poco podamos volver a la normalidad y que la realidad mejore para nuestro sector, que está muy golpeado. Ya abrieron algunos rubros específicos, los menos, contemplados en el DNU, pero los otros siguen cerrado. La expectativa hoy está puesta en lo que sucederá en las próximas horas y a partir del lunes”.

En el comienzo de la semana, parte de la comisión directiva del Centro se reunieron con el presidente municipal y su equipo, junto con concejales oficialistas, a los fines de interiorizarlos sobre la problemática.

Se resolvió que una vez que se conozcan los nuevos anuncios del Presidente Alberto Fernández, se creará una mesa de trabajo donde todos los sectores intervinientes expongan y debatan soluciones paliativas para el sector.

“Situación desesperante”

Diego Gómez recalcó a este semanario que, “En María Grande no hay casos de COVID-19, pero como contrapartida, la situación de muchos comerciantes es desesperante, con gastos fijos a cumplir, cargas sociales, personal, contadores, alquiler e impuestos. No logran cumplir y es lógico, no están trabajando, no entra dinero, no hay ahorros porque venimos ya de años muy malos y difíciles para la economía”.

Siguiendo su análisis, opinó que “Esto que está pasando es un cachetazo más, porque ya se venía mal, y esto está aún peor, sin siquiera poder abrir el local ahora. Recibo llamados de comerciantes llorando, desesperados, porque si no pueden abrir no pueden llevar el sustento a la casa. Es muy triste la realidad y creemos que va a ser peor aún en poco tiempo. La cadena de pagos se rompió, no se puede cumplir con el pago de las cuentas en los bancos. Es lamentable y angustiante lo que está sucediendo”.

A modo de ejemplo, graficó: “En María Grande el turismo cayó mucho, de más de treinta personas que trabajaban en Termas, lo están haciendo ahora ocho. Están pagando sueldos de marzo pero luego el panorama es angustiante a la hora de ver cómo seguir”, ejemplificó.

Al dar sus fundamentos, Gómez comentó que “Entiendo la situación sanitaria que estamos atravesando, pero si no se toman medidas concretas para el emprendedor, que es el más afectado, para el comerciante chico o mediano -porque el grande con algunos créditos que ofrece el gobierno puede más o menos pasar el momento- esta historia terminará mal para mucha gente”.

“Estamos todos muy angustiados, no escapamos a la realidad general. Ojalá se tomen medidas acertadas para ayudar a quienes la están pasando muy mal, soportando presiones y malos momentos. Hoy el Covid 19 nos mata sin estar contagiado. Muchos no es que no quieren pagar, no pueden hacerlo”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here