La Sagrada familia, con esfuerzo y empeño sigue dando amor y contención a los más pequeños

0

Victoria.- La UENI Nº 38 Sagrada Familia celebró recientemente su 50 aniversario de vigencia con un emotivo acto frente al edificio de calle Italia 780 donde funciona la sede, y del cual participaron distintas personalidades que han hecho posible esta obra de amor hacia los más pequeños.

Precisamente, Paralelo 32 dialogó con Mirta Rivero, quien fuera presidente durante casi 17 años de este espacio ad honorem, y que hoy colabora de forma externa con la nueva comisión que se está terminando de conformar, presidida por Matías Ferro, para poner al día el tema administrativo y demás papeleo de rigor.

“Realmente fue emotivo este acto porque fue la primera institución de este tipo en Victoria, y que surgió como iniciativa de un grupo de mujeres que vio la necesidad de un lugar donde las mamás que trabajaban pudieran dejar a sus hijos a cobijo en una guardería. El primer emplazamiento fue la casona de los Bartoloni, que éstos prestaron para ese fin”, comenzó diciendo Mirta, y recordó que entre aquellas mujeres estaba ‘Maruca’ Beltramino de Melo, Susana Sanguinetti de Atencio, María Lencioni, la sra. Visagno de Reggiardo, apuntaladas por el padre Ángel Veronessi.  

Con la figura de una ONG, funcionó por algún tiempo hasta que desde el gobierno provincial se les otorgó en comodato la actual sede sobre calle Italia (el 3 de abril de 1972), añadió la entrevistada que aquella comisión era presidida por Teresa Firpo de Olarte.

Con la figura de la asamblea se hacían renovaciones o rotaciones parciales en las comisiones de forma anual, “hasta que en 1998 me invitó a participar gente que estaba en aquella comisión como Susana Melo, Negrita Balbi de Sforza, Beti y Mari Valentini, entre otras, y me eligieron presidenta y estuvimos casi 17 años trabajando, además recibíamos el racionamiento del Copnaf para el desayuno, almuerzo y merienda por 60 alumnos (de 1 a 4 años de edad); también tuvimos gran colaboración de vecinos de la ciudad”.

Rivero recordó en una oportunidad que la señora ‘Coca’ viuda de Dellepiane, les regaló dólares con los que pudieron hacer la instalación del gas, calefactores en tres salas y dotar de agua caliente el baño y la cocina. “La comisión tenía Personería Jurídica, hecho que les permitía recibir aportes contra rendiciones mensuales para subsidiar gastos regulares del mantenimiento de este espacio. Además, anualmente llevábamos el balance a Paraná”.

En ese interín también Rivero describió cómo se logró un cargo administrativo entre otros roles que eran necesarios para cuidar a los niños y organizar los espacios.

En el año 2015 por resolución del CGE se declara al jardín maternal como Unidad Educativa Nivel Inicial N°38 Sagrada Familia. Funcionan 4 salas por turno atendiendo a niños de 45 días a 3 años. Hoy con una planta funcional, una directora, 8 docentes de sala, 1 docente auxiliar, 2 promotoras de derecho, 2 monotributistas, personal en cambio de funciones, personal de comedores escolares, 2 personal obrero maestranza.

Nueva comisión

Mientras se celebra este cincuenta aniversario, una nueva comisión se está consolidando. Allí participan padres y mamás de niños que pasaron por este lugar (que hoy alberga a 18 chiquitos), y este periódico precisamente habló con Mariana Frade, tesorera de esta nueva etapa, quien destacó que se incorporó a este desafío por el cariño que le tiene a la institución y por lo bien que trataron a su hijo (Blas), y “quería devolverle un poquito de lo mucho que hizo la institución por Blas. Tenemos muchos proyectos por delante, entre ellos recuperar la personería jurídica; mientras tanto estamos organizando rifas y otras acciones para cubrir algunos gastos que surgen”. Por todas esas buenas voluntades, La Sagrada Familia sigue en pie y busca alcanzar su esplendor de la mano de su comunidad, ad honorem estas familias apuestan a futuro por los más pequeños, y seguramente recibirán esa ayuda que necesitan para lograrlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here