(Por AFP).- Los objetivos para erradicar el Sida en el mundo se ven comprometidos por los efectos de la pandemia de Coronavirus, así lo advierten varias organizaciones y científicos en el inicio de la Conferencia Internacional sobre el sida que se abrió este lunes y que se realiza por videoconferencia a causa de la pandemia.

Las muertes causadas por el sida se van reduciendo y el acceso a los medicamentos es mucho mejor que antes. En 2019 murieron en el mundo 690.000 personas por causas relacionadas con el sida, 100.000 menos que en 2018. También son datos históricos los que se desprenden del acceso a tratamientos. 25,4 millones de personas de un total de 38 millones enfermas puede acceder a los antirretrovirales, dos tercios del total.

Sin embargo, esta tendencia podría invertirse en este 2020. Las organizaciones internacionales lanzan la voz de alarma porque con la pandemia de coronavirus se está dejando de atender a los enfermos de VIH.

«El acceso al diagnóstico se está dificultando porque los centros de salud están cerrados u otros completamente desbordados por el coronavirus. En cuanto al acceso a medicamentos, hay problemas en el abastecimiento de antirretrovirales, algunas moléculas no llegan o en otros sitios no hay moléculas suficientes», explica el científico español Asier Sáez-Cirión, especialista en el VIH en el Instituto Pasteur de París y que forma parte del comité organizador de la conferencia internacional.

La Organización Mundial de la Salud advierte de que hay 24 países que se encuentran en una situación crítica en cuanto a sus estocs de medicamentos. El Fondo Mundial de lucha contra la malaria, la tuberculosis y el VIH anunció hace unas semanas que el 85% de sus programas se estaban viendo afectados de alguna manera por el Covid19. «Cualquier interrupción en los programas de prevención y de tratamiento puede dar un paso atrás de varios años», lamenta Sáez-Cirión.

«No alcanzaremos la meta de 2020 de reducir a menos de 500.000 el número de muertos y el número de nuevas infecciones», subrayó la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima. La pandemia compromete todos los objetivos para este año que se resumen a la fórmula 90-90-90, es decir, que el 90% de las personas con sida estén al tanto de su condición, que el 90% de estas últimas estén bajo tratamiento y que el 90% de este grupo tenga una carga viral indetectable. En 2019, estos porcentajes eran de 81%, 82% y 88%, con disparidades regionales.

«Los esfuerzos que se han realizado en los últimos diez años pueden verse severamente afectados. La Organización Mundial de la Salud advierte de que en un año hay riesgo de que se duplique el número de muertes por VIH sobretodo en Africa Subsahariana, en el Caribe y América Latina donde ahora hay una explosión de casos de Coronavirus. Se teme que aumente la transmisión de madre a hijo en algunos casos en más del 100%», asegura el científico del Instituto Pasteur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here