A police officer controls traffic in a check point after the Salvadoran authorities suspended public transportation, as the government undertakes steadily stricter measures to prevent the spread of the coronavirus disease (COVID-19), in San Salvador, El Salvador May 7, 2020. REUTERS/Jose Cabezas

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) realizó analizó este jueves la situación de la democracia en la región durante la crisis de la pandemia del nuevo coronavirus.

El conversatorio fue denominado, “Apoyo a la resiliencia de la democracia en las Américas: desafíos y mejores prácticas”.

La OEA plantea que las acciones de los gobiernos para contener la pandemia pueden causar graves estragos en las democracias, dañando las instituciones o permitiendo que se aprovechen de ellas para promover el populismo, o peor aún, que desate casos de corrupción, advirtieron los expertos que participaron en esta reunión.

“Sabemos que el uso de las fuerzas de seguridad es esencial en casos de emergencia, pero estos poderes deben ser usados de manera compatible y deben contar con supervisión de jueces y otras instituciones”, dijo Kevin Casas-Zamora, secretario general del Instituto por la Democracia y Asistencia Electoral, (International IDEA por sus siglas en inglés)

Casas-Zamora agregó que el uso de estos poderes especiales, como los que se han arrogado varios jefes de gobierno en la región durante esta pandemia, aumenta las posibilidades de que se generen situaciones que terminen en abusos que afecten no solo a la institucionalidad, sino también a la ciudadanía.

Al respecto, Diego García Sayán, miembro de Los Amigos de la Carta Democrática Interamericana, concordó con que durante esta crisis se ha visto que muchos gobiernos a los que se les han brindado poderes absolutos han comenzado a abusar de ellos y eso afecta cualquier avance en tema de democracia.

Puntualmente, habló de las restricciones a la población carcelaria, la cual, dijo, ha sido descuidada en varios países de la región y que en la mayoría de los casos sufre problemas de hacinamiento.

“La situación penitenciaria hace unos dos meses atrás, cuando empezó esta pandemia, no ha cambiado a la fecha, dejando en riesgo a esta población, que, en muchos casos, retiene a personas que están bajo condición de detención preventiva”, mencionó Sayán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here