La Ley de humedales “perjudicaría a miles de productores” afirmó Jacobsen

0

La Ley de humedales “perjudicaría a miles de productores”, afirmó el dirigente de Federación Agraria Argentina (FAA) Paranacito y presidente de Cooperativa Productores del Delta Ltda, José Jacobsen, quien señaló: “Quienes la impulsan no saben de lo que hablan y no conocen la idiosincrasia de los isleños”.

Jacobsen, tercera generación de productores, señaló que “si bien se cayó el tratamiento, sabemos que van a insistir y querer reflotarla, razón por la que no estamos para nada tranquilos”. Dijo que esta gente, por los legisladores, el concepto que “tienen de los humedales es el carpincho, la nutria, los animales que viven en los humedales y un gaucho pescando y no es tan así”. Contó que en su caso “somos tres generaciones las que venimos trabajando en las islas de la zona de Villa Paranacito y en todo ese tiempo no se ha generado un solo daño ambiental, todo lo contrario, y lo que hoy se ve en lo denominan humedales es gracias al trabajo de la gente que comenzó a habitar el lugar hace más de cien años y los que vamos quedando. Toda gente que trabaja y produce con mucho esfuerzo soportando sudestadas, repuntes, inundaciones que se han prolongado en el tiempo, fenómenos climáticos que te obligan a vivir en la parte de alto de las casas con todas las pertenencias apiladas, dependiendo de la canoa primero y las lanchas desde hace un tiempo para llegar a tierra firme cuando las condiciones daban y después que pasaba la creciente volver a empezar prácticamente de cero”.

Sostuvo que “si se quiere mejorar cuidar los humedales, hay que preservar a la gente que vive en los mismos que mantiene todo limpio, que hace una producción orgánica, como la ganadería con un esquema silvo pastoril, forestación, apicultura, nuez pecán, alimento que es muy demandado y que tiene mucho auge en la región”. Y para cuidar a esa “gente que vive y produce de manera sustentable hay que invertir en caminos, mejorar todo lo que es infraestructura, cuidado de las islas, el monte, que se tomen los recaudos del caso en todo tipo de manejos”. Señaló que “lo único que sabemos hacer y bien es producir, legado que recibimos de nuestros abuelos y padres, que en un elevado porcentaje llegaron con una mano atrás y otra adelante”.

Contó que “la forestación no es la misma de antes, las plantaciones no tienen el mantenimiento necesario, además tenemos arroyos tapados que dificultan el paso de las embarcaciones”. Indicó que “la Dirección de Hidráulica de la Provincia no mantiene esos cauces, y por su fuera poco tenemos una draga que hace 20 años se reparó, pero le falta el motor. Está en el astillero. Allí se le hicieron los arreglos pertinentes, pero no se consiguió el motor”.

Dijo que con “este panorama somos cada vez menos los que vamos quedando en la zona por las condiciones en las que nos toca vivir. Los arroyos tapados-sigue- impiden en algunos casos que pasen las lanchas escuelas con sus alumnos a bordo y eso es muy grave”.

Recordó que décadas pasadas “mucha gente trabajaba en el monte-forestación- las islas tenían mucha vida con barcos que transportaban la producción, lanchas escuelas con establecimientos educativos que funcionaban a pleno, reuniones sociales, algo que con el correr del tiempo se perdió”.

La limpieza de arroyos y ríos

Todo un problema para los pobladores de Arroyo Hondo, Martínez, Ñancay, Sagastume y tantos otros lugares. Un poblador de la zona indicó que “por fortuna las últimas lluvias que fueron intensas limpiaron un poco los cauces, pero queda claro que necesitamos maquinaria permanente en la zona para dejar en condiciones los cursos de agua”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here