“La industria ha crecido el 7% en 2020 y no es un número malo”, dijo el director de Industria de la provincia

0

Crespo.- Cristian Kaehler está a cargo de la Dirección de Industria, dependencia de la Secretaría de Industria y Comercio, dentro del organigrama del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, que dirige Juan José Bahillo. Hijo del reconocido dirigente justicialista Rolando Kaehler, Cristian sigue los pasos de su padre en la gestión gubernamental. El principal activo económico que su dirección debe velar es el desarrollo industrial y, en particular, el crecimiento de los parques industriales en Entre Ríos. En una entrevista con Paralelo 32, Kaehler destacó el dinamismo del sector industrial: “Los empresarios industriales, que todo lo que producen lo vuelcan a su industria, no especulan ni fugan divisas al exterior”.

Panorama en la pandemia

– ¿Cuál es el panorama de lo trabajado desde su Dirección de Industria en 2020?

— Ha sido un año complejo y difícil, que nos obligó a trabajar de otra manera. En la primera parte de la pandemia se han atendido todas las excepciones a las industrias que no estaban exceptuadas desde Nación, para que puedan seguir trabajando. El trabajo exigió una relación directa con la gente de Salud para establecer las excepciones correspondientes.

– ¿Cuántas empresas debieron monitorear y dar excepciones?

— Las que se exceptuaron fueron las grandes. En la provincia, debe haber alrededor de 2.500 industrias. Obviamente, no se hizo la excepción por cada una, sino que en principio se fueron haciendo resoluciones por rubro. Se trabajó para habilitar a toda la industria. Eso fue en la primera etapa, la parte más dura de la pandemia. Luego, pudimos implementar el Programa Nacional de Parques Industriales. Gracias a Dios, pudimos entregar hace pocos días el primer Aporte No Reintegrable (ANR) de 45 millones de pesos al parque de Seguí. Es una suma muy interesante.

– A nivel estadístico ¿cómo ha golpeado al sector industrial este año tan particular?

— Creo que las industrias agroalimentarias no sufrieron tanto como otros sectores que debieron cerrar sus puertas o debieron reacondicionarse. Pero, creo que a esta altura del año diría que las industrias están funcionando al cien por ciento. Durante la pandemia aprovechamos para organizar la parte estadística de las industrias. Existe el Registro de Industrias y todas las industrias deben inscribirse en el registro, pero muchas veces no lo hacen por desconocimiento. Estamos trabajando para que todas las industrias tengan un certificado industrial que les permite acceder a beneficios. Hay un 60% o 70% de inscripción y queremos acercarnos al 100%. La industria ha crecido el 7% y no es un número malo. La perspectiva para el año que viene, soy optimista en eso, son excelentes. Y uno lo ve cuando recorre la provincia, cómo invierten. Me llama la atención cómo apuestan a la inversión y no a la especulación financiera. Es una ventaja de los empresarios industriales, que todo lo que producen lo vuelcan a su industria, no especulan ni fugan divisas al exterior. Y eso uno lo ve cuando recorre la provincia.

Programa nacional

– Concretamente, ¿qué se trabaja en el Programa Nacional de Parques Industriales?

— Este programa hace aportes a las obras de intramuros. Todo lo que tenga que ver con servicios, asfaltado, iluminación, bombas de agua, salones de usos múltiples. Todo dentro del tejido perimetral. El programa aporta fondos para que se puedan hacer esas obras.

– ¿Cómo está la situación general de los parques industriales? ¿Se necesitan muchos fondos para invertir?

— Hay 34 parques industriales, entre consolidados, con resolución y sin resolución de reconocimiento provincial. La mayoría está en situación regular, o sea que tienen el reconocimiento oficial. Pero hay algunos casos puntuales, como el de María Grande, que no tiene resolución. Estamos trabajando para que los parques sin resolución puedan obtenerla. El programa nacional exige que haya un reconocimiento provincial. Me parece bien, porque les exige estar regulados, organizados y ordenados. Hay una ley provincial que regula y ordena los parques industriales. Así, pueden inscribirse en el Registro Nacional de Parques Industriales para acceder a esos fondos, que son muy importantes. El programa también prevé la financiación de industrias dentro de parques industriales o empresas que quieran radicarse en ellos, con créditos a tasa subsidiada al 50%. Este programa recién está saliendo, porque faltaba el acuerdo con el Banco Nación, el agente financiero. Se viene haciendo desde el Ministerio de Producción un trabajo bastante organizado. La idea es promover industrias que generan valor agregado, mano de obra, movimiento económico. La idea es que la industria entrerriana produzca valor agregado para que queden divisas.

Rubros en alza

– Más allá del sector agroindustrial, ¿hay algún otro rubro que intente desarrollarse?

— Sí por supuesto. Días atrás estuvimos viendo la planta de acoplados de Erman, en Gualeguaychú, que ha proyectado un crecimiento muy importante. En el rubro metal-mecánico, que tiene potencial. También estamos trabajando con el sector foresto industrial, sobre todo en los departamentos de la costa del Uruguay.

– Entre Ríos está exportando gran cantidad de madera en rollizos hacia China. La idea sería que se exporte también madera procesada.

— Esa es la idea. Pero es un paso importante el que se ha dado, el próximo paso es que ese rollizo se convierta en muebles, placas, o lo que el sector internacional esté demandando.

– ¿Se está trabajando en incubadoras de empresas en los Parques Industriales?

— Algunos parques industriales hicieron planteos, pero desde la provincia todavía no lo hemos profundizado. En la secretaría de Ciencia y Técnica se está trabajando al respecto. En mi dirección hemos recibido pedidos de Parques Industriales que quieren formar incubadoras, Viale hizo una consulta al respecto. Debemos evaluarlo para ver cómo incluir las incubadoras para que no queden fuera de la ley actual.

– La idea es que toda la infraestructura industrial se traslade a parques industriales.

— Los ARN son para los parques industriales y no para las empresas. Queremos que esté todo organizado, no quiere decir que van a quedar afuera las industrias en otras ubicaciones, porque la ley provincial no contempla si una industria beneficiaria está dentro de un PI o no para darle beneficios. Hay muchísimas industrias que están fuera de los Parques Industriales. Es obvio que la idea es darles una mano para que esas industrias quieran crecer y trasladarse a un sector que está preparado específicamente para las industrias. La ley actual solo prevé industrias que generen manufacturas dentro de los Parques Industriales, deja servicios fuera. Es un punto que queremos modificar para incorporar empresas de servicios y relacionadas con las industrias. Tenemos muchas empresas de acopio de cereales o del sector logístico dentro y con la ley actual no deberían estar allí. O el sector tecnológico, como las empresas de software. La ley actual pide predios de 2.500 metros cuadrados y convengamos que una empresa de software, que es considerada una industria, puede funcionar en una oficina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here