La incansable lucha por una cama de terapia intensiva

0

Nogoyá.- Ya no es más el récord de casos, la cantidad de aislados o el análisis sobre la restricción, hoy la situación tomó mayor gravedad. Cada semana el inconveniente es recurrente y pareciera no haber un cambio que avizore el alivio para el personal de salud.
El rol principal del personal de salud no solo pasa por hacer un seguimiento de aislados y de pacientes positivos, sino que tienen en sus manos la labor menos pensada: luchar por conseguir una cama de terapia intensiva.

La impotencia es un sentimiento en aumento en enfermeros y médicos. Cuando creen haber encontrado un parámetro sobre el virus, este muta y una nueva cepa amenaza a la población. Lo que se dijo meses atrás hoy es distinto y no por una cuestión de desacuerdos, sino que el virus pareciera conocer el terreno y reinventarse para seguir atacando.

Totalmente quebrado, el director del Hospital San Blas contó como transitan las críticas horas de la segunda ola, confirmando que tanto la cepa británica como la manaos están en circulación en el ámbito de la ciudad.

“Seguimos aprendiendo cosas de este virus, por eso siempre pedimos a la sociedad que se informe y que esté atenta a todo lo que informamos. Llevamos un año y medio, sin embargo siempre aparecen cosas nuevas” reconoció Ascua en Radio La Voz.

En ese orden, el director del nosocomio local adelantó que está en estudio el nivel de eficiencia y respuesta de las vacunas ante las nuevas cepas, porque evidentemente la protección ya no será la misma para las cepas de Manaos y la británica. “Darán inmunidad sí, pero no la eficacia que tenían con la cepa original” advirtió al recordar que la vacuna Sputnik tenía un 99% de eficiencia frente a la cepa inicial.

También hizo referencia al plan rector de vacunación, “la campaña va al ritmo que se puede, han llegado 15 millones de dosis para 45 millones de personas, teniendo en cuenta que los menores de 18 años no se vacunarán, deben ser alrededor de 30 millones la población a vacunar. No es una mala cifra el porcentaje de la vacunación”, definió.

“Estamos viendo que se están presentando mutaciones del virus, debemos hacernos la idea de que este virus va a quedar para siempre, así como la gripe todos los años tiene su campaña de vacunación, es probable que pase lo mismo con el coronavirus” dijo el funcionario de salud y confesó que no le gusta la forma en que se está viviendo, “hace unos meses atrás había una circulación normal, pero los trabajadores de salud continuamos con los cuidados, muchos vecinos siguieron cuidándose y en base al comportamiento de otros debemos seguir con esta forma de actividad social. Al decir esto no hablo solo de nuestro país, sino del mundo” expresó.

Siguiendo con el plan rector de vacunación, la próxima semana llegarán segundas dosis de Sputnik y AstraZeneca, con esta última se vacunará a residentes de geriátricos y personal de los mismos, como así también a adultos mayores que se vacunaron en el CIC y en los dispensarios municipales con las primeras dosis.

Sobre los servicios que presta actualmente el Hospital San Blas, Javier Ascua confirmó que se trabaja de manera normal en el servicio de maternidad, con sus cirugías e intervenciones, pero está limitado el servicio de cirugías de urgencia, porque las camas del sector están ocupadas con pacientes Covid.

“Tenemos menos pacientes Covid en internación que la semana pasada, pero lamentablemente el jueves falleció un paciente adulto mayor, logramos trasladar a una mujer de 52 años luego de pelear durante dos días por una cama en el hospital San Martín” contó al tiempo que destacó la labor de las enfermeras porque hicieron todo lo posible para conseguir esa cama, “evitaron que la paciente falleciera, ellas y el cuerpo médico se desvivieron para salvarle la vida. La verdad esta es una situación de mierda, nadie durmió rogando por una cama, no queremos más que la gente se nos muera” dijo entre lágrimas el director del San Blas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here