La importancia creciente del CIC para toda una ciudad

0

Victoria.- Paralelo 32 accedió al Informe Anual del Centro Integrador Comunitario (CIC), donde su responsable, Sandra Correa, hizo un inventario de lo actuado de enero a diciembre de 2020.

En tal sentido, la funcionaria municipal aseguró que el trabajo en redes con otras áreas contribuye a ofrecer una buena atención a la comunidad. Mencionó aquí tanto a la Dirección Departamental de Escuelas; Juzgado (respondiendo oficios);  Municipalidad; PMC (Programa Médicos Comunitarios), Copnaf (Consejo Provincial del Niño y la Familia.); Área de la Mujer, y Área de Discapacidad.

También en este pormenorizado registro se incorporan los beneficios que aportan los programas Remediar, Sumar, Materno Infantil; y el Sistema Integrador de Información Sanitario Argentino (SISA) conjuntamente con Salud Sexual y Reproductiva.

Este espacio ubicada en el corazón del 4º Cuartel (calles Cochabamba y Paso), solamente permaneció 15 días sin atención, preventivamente debido a un contagio de Covid 19, pero el resto del año ha canalizado gran parte de los turnos de la zona urbana y rural mediante el Tel 03436 424584.

Así logra descomprimir la demanda del Hospital Salaberry por distintas patologías, al tiempo que diversifica su llegada con capacitaciones, cursos y demás actividades.

Según nos aclaró Correa, se hizo un acuerdo con algunas juntas de Gobierno para evitar los viajes innecesarios de la población a solicitar turnos, y se tramitaron por vía telefónica.

El CIC permanece abierto de lunes a viernes, entre las 07:00 y 19:00 horas, de esta manera no solamente brinda un servicio de APS (Atención Primaria de la Salud). “En este tiempo de Pandemia, también hemos sido un lugar de contención emocional, gracias a la colaboración de nuestro equipo de profesionales, y del recurso humano en general, que siempre se brindó por completo a su tarea”, dijo Correa a Paralelo 32.

Precisamente en el mes de marzo, la entrevistada dijo que la sorpresa de la pandemia por COVID-19 obligó a restricciones de servicio, pero mantuvo las siguientes prestaciones: Médico Clínico: Dra. Daniela Portillo; Médico Clínico: Dr. Hernán Maiocco; Pediatra: Mariana Isaurralde; Odontólogo: Alberto Reggiardo; Kinesiología: Raquel Maiocco; psicóloga: Alfonsina  Espinosa; Ginecólogo y Ecografías: Daniel Trovato.

Además, continuó con el Programa Equipos Comunitarios CIC, donde participaron: Jorgelina Brassesco (Psicología); Verónica Nievas (Psicóloga) y Lorena Cruz (nutricionista).

Números de atenciones

Sobre este indicador, se logró una atención anual de 2271 personas, discriminada de la siguiente manera: Médicos Clínico: 595 atenciones; Pediatra: 485 atenciones; Ginecólogo: 237 atenciones; Odontólogo: 222 atenciones; Psicólogos: 257 atenciones; Nutricionista: 123 atenciones; Ecografías: 184 atenciones; Kinesiología: 164 atenciones; Psicopedagoga: 4 atenciones (por pandemia no atendió)-

En el caso de Enfermería, se le controló la Tensión arterial: 1643 personas; Peso/talla/ perímetro encefálico: 731; Glucemia: 220; Lavado de oído: 50; Inyecciones: 802; Curaciones: 354; Electrocardiogramas: 61. Lo que representa un total de 9172 atenciones.

Asimismo, Correa dijo que durante todo el año se realizó la entrega de leche (Programa materno Infantil); Anticonceptivos (que provee otro de los programas como es Salud reproductiva y sexual) y medicamentos (Programa Remediar).

Comedor

“Contamos con un comedor comunitario, donde se entregan diariamente 160 porciones de alimento, a personas de la comunidad que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad social. La comida y el pan son elaborados por el personal del CIC”, precisó nuestra interlocutora.

Equipamiento y capacitación

También como parte de los beneficios que recibe el CIC por los programas que sostiene, pudo agregar equipamiento y demás insumos para su funcionamiento. Con el aporte del programa SUMAR, adquirió: Notebook, impresora multifunción (color), teléfono inalámbrico, dos aires acondicionados frio /calor, electrocardiógrafo.

En otro orden de cosas, se presentó un Proyecto de Huerta para este espacio.

Asimismo, se llevaron adelante mejoras edilicias, tales como: arreglos de ventanas y baños, colocación de luminarias, pintura en armarios y SUM, construcción de una casilla para el generador de energía.

Por otra parte, el CIC cedió un lugar para que funcione el Área de Discapacidad. Asimismo, destinó otro sector para que se colocaran heladeras de vacunación, temporariamente.

Dentro del predio del CIC funciona el Área de la Mujer, y análogamente se está construyendo la casa de la Mujer.

En el caso del Jardín Maternal, este año no abrió sus puertas debido a la Pandemia.

En este sentido, las instalaciones como el Salón de Usos múltiples (SUM) y 2 aulas, que son utilizadas entre otras para realizar algunos talleres y trabajar en conjunto con Departamental de Escuelas, para el dictado de capacitaciones, no tuvo la actividad acostumbrada, dado que la mayoría de las actividades se canalizaron de manera virtual.

Si bien, hubo acciones puntuales como el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, Junto a los agentes sanitarios y a la Coordinadora de las Salas Dra. Nelly Amilibia; y la Semana de la Pre Madurez con el equipo de Médicos Comunitario.

“CIC acompaño a las Instituciones Educativas, promoviendo derechos a través del trabajo ESI desde la virtualidad, con materiales adecuados a la edad y objetivos que cada institución proponía, trabajo del que participó la Psicóloga Verónica Nievas”, comentó Correa.

Distintas acciones

Ya sobre el cierre del año, la Vacunación del 16 al 21 de Noviembre, fue el cierre de una campaña de concientización anual (que involucró redes sociales), que cerró coincidentemente con la Semana de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia.

Otros trabajos de concientización fueron la Inclusión de jóvenes y niños, junto a las kinesiólogas Raquel Maiocco y Andrea Poncio. Y el Día Mundial de la alimentación Saludable donde se brindó una charla taller a cargo de la Nutricionista Lorena Cruz (Vía Zoom).

También se realizó una cruzada similar por el Día del Bastón Blanco, junto al equipo comunitario CIC, acciones a lo largo del año donde primó la Educación Emocional, trabajo emprendido por las profesionales Psicólogas, que involucraron mensajes positivos, imágenes, y videos.

Para cerrar, con el acompañamiento de la Municipalidad, se realizó una capacitación para personas interesadas en brindar el Servicio de Acompañantes Para Adultos Mayores con Covid 19, a cargo de la Coordinadora de la carrera de enfermería Gaspar Benavento.

Y se concretó un encuentro vía Zoom junto a profesionales del Instituto San Benito, y la Coordinadora Sandra Correa para interiorizarse sobre la función del CIC y todo lo que brinda a la comunidad.

Asimismo, “durante todo el año se trabajó sobre concientización, Higiene, Uso de barbijo y Distanciamiento Social. Porque somos una Institución comprometida con la Salud de Nuestra Comunidad”. Correa insiste en la importancia de este espacio que a base de trabajo y dedicación profesional ha sabido atender la demanda de Atención Primaria de la Salud, abriendo el abanico más allá del barrio, descomprimiendo la consulta al Hospital, y diversificándose para ofrecer talleres, capacitaciones, y demás iniciativas para los victorienses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here