La Iglesia y el desafío de ampliar la participación de los laicos

0

Victoria.- El sacerdote católico de la diócesis de Gualeguaychú, Pedro Brassesco, nacido y educado en primaria y secundaria en la ciudad de Victoria, nos habló sobre su tarea como secretario general adjunto en el CELAM. Se trata, obviamente, del Consejo Episcopal Latinoamericano, es decir es el organismo que nuclea a las conferencias episcopales y coordina la tarea y la acción de la Iglesia en América Latina y el Caribe. “Es un organismo de comunión, o sea que nosotros no damos órdenes para que sigan las conferencias episcopales, sino que coordinamos a partir de las necesidades que van surgiendo y de tareas en conjunto”, explicó Brassesco a Paralelo 32.

Explicó luego que desde el CELAM estuvieron trabajando en el proceso de la asamblea eclesial y, en la actualidad, están trabajando en el Sínodo de la Sinodalidad. En relación a esto último, explicó: “Es un proceso que ha convocado el papa Francisco. El año pasado tuvo una fase diocesana y, ahora, una continental. Yo estoy coordinando la realización de estos encuentros continentales que se van a realizar entre febrero y marzo. Con todas las síntesis nacionales del mundo entero se hizo un documento para esta etapa. Es un documento sencillo que recoge todas las realidades.

El pueblo de Dios

Entre esas realidades, el sacerdote cuenta que existe un pedido de mayor participación de los laicos. Es decir que hay una necesidad de ampliar la participación a todo el pueblo de Dios más allá del clericarismo.

Dentro de los laicos existen dos ámbitos bien concretos donde ampliar la participación: los jóvenes y las mujeres. En cuanto a los jóvenes, dijo que se reclama que se los escuche más; respecto de las mujeres, aclaró que si bien porcentualmente son más las mujeres que los hombres las que participan, no siempre tienen lugar en la toma de decisiones.

Llegado a este punto, Brassesco se refirió a la importancia de que la Iglesia se acerque a las diferentes realidades. “Por supuesto que el sacerdote no puede hacer todo, pero buscamos estar más cerca de la gente y, desde esa compañía, mostrar el rostro misericordioso y cercano de Dios. Esto implica renovar el entusiasmo interior y vivir una fe que impregne todos los ámbitos”, señaló.

Los encuentros con el papa

Brassesco participó de tres encuentros con el papa Francisco. “Fuimos con la comisión directiva del CELAM en febrero del año pasado a presentarle cómo había sido el balance de la asamblea eclesial que se había realizado en noviembre de 2020; en octubre fuimos a llevarle el texto conclusivo; en noviembre fuimos por el Sínodo. El papa alentó e impulsó este proceso. Fue un encuentro de dos horas. Yo le dije que una de las dificultades del proceso de participación del Sínodo estaba en los sacerdotes y él, entonces, habló de la figura del sacerdote como pastor. Fueron encuentros muy interesantes porque el papa estuvo muy distendido y habló de manera muy abierta.

La palabra de Dios y las redes sociales

El sacerdote Pedro Brassesco usa TikTok, Instagram, Facebook, Spotify, entre otras redes sociales para difundir la palabra de Dios. “Todo esto surgió con la grabación de los cinco minutos del Evangelio, que comencé a difundirlo por estas redes sociales. Hace algún tiempo interrumpí esto por problemas de salud, pero lo voy a volver a retomar. Hago reels con alguna reflexión del día, por lo general tomado del oficio de lectura, que es lo que solemos rezar los sacerdotes a la mañana. Busco dejar un mensaje para meditar en un minuto. Trato de hacer encuentros no solo desde la voz, sino también desde la imagen hablándole a las personas”, concluyó.

Perfil del entrevistado

Pedro Brassesco, nació el  28/12/1973 en Victoria, cursó sus estudios primarios en la escuela Nro. 2 Guillermo Brown y la secundaria en la Escuela Nacional de Comercio. En 1992 comenzó la Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) de Paraná. Entre 1991 y 2002 trabajó en distintos medios, pero sobre todo en LT 39 de Victoria, LT 14 de Paraná y LT 15 de Concordia.

En 2002 Pedro comenzó la formación sacerdotal en el Seminario María Madre de la Iglesia de Gualeguaychú. Luego, el 7/3/2008 lo ordenaron diácono y lo destinaron a la parroquia San Antonio de Gualeguay. En este camino, el 28/11/2008 lo ordenaron sacerdote y continuó en la parroquia San Antonio, primero como vicario parroquial y, luego, como administrador parroquial.

Pedro fue nombrado delegado para las Comunicaciones de la Diócesis y director diocesano de Obras Misionales Pontificias. En 2012 comenzó como secretario nacional de la Pontificia Unión Misional de Argentina y secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Misiones; en 2014 lo trasladaron a la parroquia San José de Gualeguay, y, ese mismo año, comenzó como subsecretario de la Conferencia Episcopal Argentina hasta 2020; en 2016 empezó la Licenciatura en Derecho Canónico; en 2017 lo trasladaron a la parroquia Ntra. Sra. de Luján de Ibicuy; en 2020 inició como secretario general adjunto del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here