Pese a que en algunas ciudades como Crespo se hayan habilitado las salidas de esparcimiento y la actividad física al aire libre, todavía no se avizora un regreso próximo al fútbol y los equipos de Paraná Campaña continúan trabajando vía herramientas tecnológicas. Y al igual que los jugadores, los que sufren este parate de manera directa son los integrantes de los cuerpos técnicos de cada club; porque pese a que pueden seguir mandando indicaciones tácticas y físicas, nadie estudió Director Técnico para ejercer desde la casa a través de una computadora.

Uno de los DT más destacados de los últimos torneos de la Liga Chacarera es Pablo Comas. El paranaense que hizo las cosas muy bien en Cañadita Central de Seguí, comenzaba a transitar una nueva experiencia en Unión Agrarios de Cerrito cuando la pandemia obligó al cese de toda la actividad.

Paralelo 32 dialogó con Comas, sobre cómo pasa este tiempo de confinamiento y la manera de trabajar que tiene con su equipo, entre otras cosas.

“Este tiempo se pasa tratando primero de cuidar la salud propia y de mi gente, tomando los recaudos necesarios para la prevención; especialmente en la primera parte de la cuarentena. Pensaba que iba a ser mucho más grave pero afortunadamente acá en Entre Ríos hubo muy pocos casos y se controló bastante bien. Eso de a poco nos dio margen para salir, yo trabajo en la Municipalidad de Paraná y estoy yendo tres veces a la semana; es decir que nos vamos reincorporando y todo se va reactivando hacia la normalidad. Pero en la parte deportiva obviamente que estoy extrañando mucho, tratando de mantener constante contacto con los chicos de Unión Agrarios. Justo agarramos con el cuerpo técnico un grupo nuevo y veníamos trabajando muy bien durante el mes y medio de pretemporada; conociéndonos y acostumbrándonos. Desde que se dictó la cuarentena obligatoria, les paso algunos conceptos tácticos para que no se olviden y refuercen la idea, pero no es lo mismo pasar un video por WhatsApp que trabajar en cancha. Hay que mantener la calma y tener paciencia hasta que todo esto termine”, contó al comienzo de la entrevista.

¿Mandan rutinas físicas también?

– Sí, el Preparador Físico Edu Otaño les manda rutinas a los jugadores. De tres estímulos por semana, para que los chicos hagan los trabajos cuando puedan porque hay algunos que no han dejado su laburo diario porque están en los rubros esenciales. Pese a que en lo físico perdes, tratamos de aunque sea mantener lo trabajado durante el tiempo de pretemporada. Somos conscientes de que cuando vuelva todo a la normalidad, tendremos que trabajar algunas semanas para que se pongan a tono desde lo físico. Más que nada en recorridos largos, nosotros trabajábamos pasadas de 100 y de 50 metros, y en sus casas quizás muchos no tienen el lugar necesario para hacer esos intermitentes largos que te dan la capacidad para resistir en los partidos. Y eso especialmente hay que trabajar previamente a la vuelta de la competencia.

Con respecto al nuevo ciclo como DT en un club donde hubo algunas bajas de jugadores importantes, Pablo dijo: “Al principio pensábamos que iba a ser más brusco el cambio por el hecho de que se fueron 3 o 4 jugadores importantes, entonces imaginábamos que el resto del plantel se resentiría un poco más. Pero por suerte no fue así; algunos que pensaban tomarse un año sabático de a poco se fueron sumando y los otros se convencieron con la manera de trabajar que tenemos como cuerpo técnico. Cerramos la pretemporada trabajando con un 80% del plantel de años anteriores de Cerrito, que eso para nosotros fue muy importante. Igualmente hicimos refuerzos pensando en esas ausencias, así que contamos con un plantel de mucha jerarquía; estábamos contentos con el trabajo que veníamos realizando. Aunque el coronavirus nos puso un parate, sabemos que los chicos están ansiosos y con ganas de volver de entrenar. Esperamos que volvamos con fuerza y mejores, pero ahora lo más importante es cuidar la salud, para que cuando regresemos a la cancha no falte nadie”.

¿Es un lindo desafío en lo personal?

– Sí. Lo tomo como una gran oportunidad y un lindo desafío. Sabemos dónde estamos parados y que Cerrito es una ciudad que te obliga a ser protagonistas en Paraná Campaña. Me gusta lo que tenemos por delante porque el plantel es muy rico, los dirigentes hacen todo para que estemos cómodos así que no podemos decir que nos falta algo. Estoy muy orgulloso, obviamente que haremos todo lo posible para estar a la altura imponiendo la idea de fútbol que yo tengo. Soy un técnico que me gusta atacar bastante y necesito características de jugadores que Unión Agrarios las tiene. Hay mucha ansiedad porque queremos arrancar y demostrar, ya que en los amistosos pudimos plasmar el juego, la idea y quedamos muy a gusto.

Hace unos días el paranaense dio a conocer una idea a través de sus redes sociales, para agilizar una posible vuelta a los entrenamientos: “Desde que empezó la cuarentena voy siguiendo los protocolos que se van presentando en distintos lugares. Y se me ocurrió tomar algunos conceptos de protocolos que ya están aprobados y funcionando, por ejemplo el de mi trabajo, y ver qué podemos sacar de ahí para poder empezar a entrenar. Obviamente que es difícil porque el fútbol convoca a mucha gente en un solo lugar, pero tengo ganas de armar un proyecto para volver de a poco a los entrenamientos y para regresar también a la competencia en el corto plazo. Si nos permiten volver a entrenar estaría genial porque los chicos pueden moverse en la cancha y de a grupos haciendo un montón de cosas, pero si no tenes competencia a los clubes se les hace muy difícil bancar un entrenamiento y todo lo que significa juntar al plantel. Entonces si no visualizamos la vuelta de una competición, no tiene sentido tampoco volver a entrenar porque los liquidas psicológicamente a los jugadores”.

Luego añadió: “La idea es elaborar un protocolo y un proyecto de un mes aproximadamente de prácticas, más la competencia posterior; pero sabiendo que dependemos de los casos positivos que pueden llegar a aparecer en Entre Ríos y específicamente en la zona de Paraná Campaña. Afortunadamente venimos muy bien gracias al trabajo que se ha hecho en el tema prevención. Una vez elaborado el protocolo, quiero hacerlo pasar por los distintos clubes e intendencias de Paraná Campaña para ver qué piensan y más adelante elevarlo como petición al Gobernador”.

Por último, el paranaense se refirió a la idea que presentó Rubén Zapata a la Liga de Fútbol de Paraná Campaña, de la que hablamos en la edición anterior de Paralelo 32. “El proyecto de Rubén Zapata me parece excelente, pese a que muchos salieron a decir que es inviable por el tema económico. Habría que consensuar entre todos para ver qué se puede hacer para volver a tener actividad, porque es lo que absolutamente todos queremos. Yo pienso que sería una linda posibilidad para vender el fútbol de Paraná Campaña a toda la provincia y quién te dice al país; ya que si somos una de las primeras ligas que retorna, quizás nuestro fútbol atrae canales importantes. Pero reitero que hay que ser muy cautelosos y pacientes porque lo que está en juego es nuestra salud y eso no se negocia”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here