“La gente ayuda a perros de la calle, pero a la perrera no va”

0

Victoria.- Las bajas temperaturas dificultan la situación en la perrera municipal. Stella Calderón, una de las voluntarias que ayuda en el lugar, habló con Paralelo 32 sobre lo que necesitan en particular y, también, acerca de la problemática en general.

En primer lugar, hay que saber que Calderón, junto a otras mujeres que conformaron el grupo conocido como Amigas de la perrera, son voluntarias. Es decir, se trata de un equipo de personas que ayudan a los perros sin recibir dinero del Estado ni de privados por esto.

En la perrera cuentan con alrededor de 80 perros. La municipalidad les brinda alimento, pero con el frío los animales comen más y lo que más se necesita es esto. Además, desde Amigas de la perrera pidieron donaciones de silo bolsas para cubrir las cuchas.

En cuanto a la parte afectiva, por más cariño que se les dé a los animales, hay muchos casos de perros viejos que han muerto sin nunca ser adoptados. Sobre esto, la voluntaria dice que en otras ciudades existe la cultura de ir a la perrera para adoptar, pero que, en Victoria, por lo general, se rescatan perros directamente de la calle.

“La gente tiene una mentalidad muy cerrada. En las grandes ciudades, cuando quieren adoptar, lo hacen en los refugios. Acá todo es al revés, la gente tiende a querer llevar a la perrera en lugar de sacar”, dice.

“Los perros están bien, pero tantos años pasando frío o tantos años pasando calor, con el tiempo, les hace mal. La gente, cuando ayuda, ayuda a perros de la calle, pero a la perrera no van nunca. Un muy bajo porcentaje de perros es adoptado”, continúa.

Sumado a lo anterior, Calderón cuenta que para dar a un animal en adopción buscan que la tenencia sea responsable. Referida a este tema, hace hincapié en que, muchas veces, hay quienes regalan perros sin fijarse a quién, y aquellos que adoptan, aunque luego no puedan hacerse cargo económica y afectivamente de la mascota.

La voluntaria explica que, como no hay un veterinario municipal, todos los gastos de veterinaria corren por cuenta del grupo. Debido a esto suelen realizar rifas y demás para poder enfrentar los gastos. Por último, señala que la sobrepoblación canina en las calles “es un problema social generado por la gente irresponsable”. Y, concluye: “Es un problema social porque afecta a toda la sociedad, y es generado por gente irresponsable porque las herramientas están”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here