(Por Leandro Jacobi (*).- El Estado no esta permitiendo la vida en relación familiar, olvidando que es el núcleo fundante de la sociedad reconocido en la Constitución de Entre Ríos y los Tratados Internacionales, y si bien los núcleos más cercanos que residimos en el mismo domicilio hemos estado más juntos, la familia es mucho más amplia y pasado los días, el aislamiento se torna cada día más difícil.

Con las libertades que la Provincia de Entre Ríos empieza a otorgar, siendo utópico que hablemos que el Gobierno otorga libertades en un Estado de Derecho, han centrado el individualismo, donde pareciera que hacer ejercicio físico libremente es más importante que la posibilidad de visitar y dialogar con un familiar, aún tomando los recaudos que permitan la reducción de contagio, como es el barbijo y la distancia prudencial.

Las afirmaciones realizadas son evidentes en los últimos dichos de la Ministra Rosario Romero, donde pretende quitar legitimidad a las medidas tomadas por el Intendente de Crespo, que busca devolver a sus ciudadanos el derecho a tener una vida en relación social, de acuerdo a un protocolo que procura el cuidado sanitario, reconociendo el derecho humano a disfrutar de la vida afectiva y familiar.

Si no es con padres, tíos, amigos, con quién van a pedir ayuda las personas ante situaciones de violencia, el Estado esta para ello, pero en innumerables casos mostró ineficiencia con situaciones fatales, el desarrollo familiar y social, también es indispensable para la vida de las personas, siendo lamentable que la Administración Provincial no lo vea, cuando en esta tierra agradecemos que no tenemos casos fatales de Covid19, pero lamentamos que la depresión, soledad y diferentes situaciones hagan que personas terminen con su vida de manera directa o indirecta.

Es momento para que el Gobernador Bordet y todos sus funcionarios reflexionen, en tierras donde decenas de ciudades no tuvieron ni siquiera un caso importado o llevamos semanas sin Covid19, la vida en relación y el núcleo familiar son de vital importancia para toda la sociedad, y aprovecho para pedirle a los funcionarios que den el ejemplo, porque no lo hacen al estar en los actos públicos sin barbijo y sin distanciamiento prudencial, parece que solo exigen a la ciudadanía que haga lo que ellos no hacen.

Solo queda reiterar, la FAMILIA es ESENCIAL

 

(*) Abogado, Mediador, Docente y Maestrando en Administración Pública

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here