Solidaridad (Viale).- La familia de Yamila Ramírez está pidiendo, a través de las redes sociales, ayuda para poder costear los gastos que demanda acompañar a la joven en Buenos Aires.

“La familia de Yamila pide ayuda para poder costear los gastos que demanda acompañar a la joven en Buenos Aires”, fue el mensaje que difundió Alguien Como Yo FQ a través de las redes sociales. Quienes quieran colaborar, pueden hacerlo donando recursos a una cuenta bancaria que fue abierta para eso.

“Es una felicidad enorme. Fueron horas pesadas las de ayer, esperando a que Yami saliera de quirófano y con la alegría de que todo ha salido bien. Ahora, esperar estas 72 horas que son cruciales para la recuperación porque en este tiempo de cirugías, hay que tener mucha cautela”, aseguró Fátima Heinze de Fundación Alguien Como Yo FQ. “El que haya entrado a quirófano, estable, ayuda muchísimo a la recuperación”, animó al respecto.

Yamila estaba a la espera de su trasplante bipulmonar y se encontraba en emergencia nacional. Hasta el domingo a la mañana, estaba internada en sala 2 de la Unidad de Terapia Intensiva en la Fundación Favaloro. Fue entonces que apareció un posible donante, lo cual permitió que reciba un soplo de vida para volver pronto a casa junto a su hijito y su esposo.

“Sabíamos que los órganos eran compatibles pero había que esperar a que los médicos determinaran si los pulmones eran viables para el trasplante”, rememoró Fátima, al referir que “Yami ingresó a quirófano a las 14 y salió a las cerca de las 00”.

“Es paciencia, porque mientras el paciente duerme, pero la familia espera afuera, a que se abra el ascensor y salga el Dr. Bertolotti e indique que todo salió bien”, aseguró.

“Fueron días muy duros para Yami”, rememoró Fátima, al comentar que esta noche viaja a Buenos Aires para acompañar a la joven madre y su familia.

En la oportunidad, la fundadora de Alguien Como Yo FQ, comentó que este tipo de situaciones, “revive muchísimo todo lo que pasamos, pero es una emoción muy grande poder acompañar en estos momentos, porque uno necesita la fuerza de su familia, de las oraciones y las buenas vibras”. “Se necesitan de esos pilares para mantenerse calmo”, remarcó.

Finalmente, y en el marco del mes de la donación de órganos, destacó: “Es un agradecimiento eterno, un bálsamo al alma para la familia donante. Nada puede subsanar ese dolor pero con ese gesto tan altruista, salvan vidas. Todos los pacientes y sus familias estarán siempre agradecidos por ese gesto de tanto amor”.

 

(Fuente: Elonce.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here