María Grande (Por Gustavo Werner).- En la Escuela Técnica Nº 34 «Gral. Enrique Mosconi» se desarrollaron dos prototipos de respiradores artificiales que actualmente están en etapa de prueba. A partir del trabajo del equipo de docentes; Electrónica y Electricidad, con Eduardo Goroz como jefe de taller, se logró la creación de estas herramientas. Varias piezas fueron confeccionadas con impresoras 3D, que desde el año anterior tiene la institución.

“Somos parte de un grupo de trabajo que nos hemos reunido para la construcción de un prototipo de ventilador mecánico de bajo costo, para, en caso de ser necesario, construirlo y dar así respuesta a un posible faltante o escasa cantidad de respiradores en los centros de asistencia. La idea la veníamos pensando desde que comenzamos a fabricar protectores faciales para entregar a los centros de salud y a todos los que están trabajando en los controles de acceso. Participamos hasta ahora cinco personas: dos de la parte privada, Raúl Palacios y Pablo Varisco, y de parte de la escuela estamos Pablo Santilli, Marcelo Hirschfeld y yo, con posibilidad de que se sumen otros más a colaborar» – comentó Goroz a Paralelo 32.

«La idea de construir algo la veníamos charlando desde la institución hace ya bastante tiempo. A poco de comenzada la cuarentena iniciamos la construcción de protectores faciales, proyecto en el que estaba también Sebastián Plugoboy. A los pocos días me llamó Palacios, dueño de una metalúrgica local y conocido colaborador de la escuela, para ver que podíamos hacer en conjunto, ya que él veía que estábamos quietos y que no se estaba haciendo nada al respecto, mostrándose preocupado».

Sobre lo trabajado y hasta donde se ha llegado, comentó que “Decidimos realizar un prototipo de ventilador mecánico de bajo costo. Tiramos ideas y vimos modelos que se estaban publicando en la web, tomamos dos diseños y los comenzamos a trabajar e introducirles algunos cambios”.

“Tenemos dos prototipos armados, les faltan muchas pruebas y detalles pero vamos bien. Llevan mucha electrónica y programación, ya que no funciona con leva ni tambor de forma ovalada, sino que su control será a través de un tablero electrónico sobre el motor que estamos desarrollando para poder controlar la frecuencia de apertura y cierre y el volumen de aire a suministrar. Hemos consultado a médicos terapistas y nos han brindado información útil para el desarrollo», contó Goroz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here