La Escuela Agrotécnica de Don Cristóbal Segundo ganó un millón de pesos para desarrollar un proyecto sobre energía verde

0

“Energía Verde. Plantas Eléctricas” es el nombre del proyecto presentado por la Escuela de Educación Agrotécnica Nº 49 “Crucero A.R.A General Belgrano” de Don Cristóbal Segundo, que resultó elegida ganadora de la instancia regional, de la cual participaron 20 iniciativas preseleccionadas.

El proyecto, desarrollado por alumnos de 4º año, se propone dar a conocer una forma distinta de generar energía eléctrica y crear un módulo demostrativo de energía verde mediante las plantas eléctricas, para brindar luz a un sector de la comunidad.

De la entrega del premio participaron, el vicepresidente de la Fundación BER, Ovidio Vitas, el presidente del Consejo General de Educación de la Provincia, Lic. Martin Müller, autoridades educativas del CGE, directora del establecimiento, docente referente del proyecto, alumnos y voluntarios de la Fundación de sucursal Seguí del Banco Entre Ríos.

“Estamos felices de entregar este premio regional y orgullosos de todo lo que ha logrado este equipo de docentes y alumnos. Este es un proyecto educativo innovador y un ejemplo para que otras instituciones puedan animarse a participar del programa en un futuro”, expresó Ovidio Vitas.

Premio Fundaciones GP- 2021

El Premio Fundaciones Grupo Petersen, que este año distribuyó 6 millones de pesos entre 5 proyectos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, San Juan, Santa Cruz y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acompaña, capacita y premia la implementación de proyectos educativos transformadores y brinda a las instituciones la posibilidad de repensar y reimaginar la escuela en el camino de la innovación, la transformación y el aprendizaje significativo.

De la edición 2021 del Premio FGP participaron 671 docentes y directores de 95 escuelas secundarias de Entre Ríos, Santa Fe, San Juan, Santa Cruz y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quienes participaron durante 6 meses de la etapa de acompañamiento formativo para la innovación, brindado a través del exclusivo Campus Educativo de FGP. Los proyectos que compitieron fueron desarrollados en el marco de la capacitación brindada a los docentes que participaron del programa, específicamente en el área de ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos). Aquellos docentes que se capacitaron en esa materia tuvieron que desarrollar un proyecto con alumnos.

Un jurado de reconocidos especialistas en educación tuvo a su cargo la preselección de 20 proyectos, de los cuales surgieron los 5 ganadores regionales y 1 ganador nacional entre los cuales se distribuyó un total de 6 millones (1 millón de pesos para cada ganador regional más otro millón para el ganador nacional).

La iniciativa que obtuvo el primer premio al Ganador Nacional fue presentada por el Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo, de Barracas, Ciudad de Buenos Aires con su Proyecto Rayos de Dignidad. La institución obtuvo 2 millones de pesos en el marco de este programa por su iniciativa que apunta a concientizar y capacitar a la comunidad sobre el uso de energía solar como alternativa al gas o la electricidad para obtener agua caliente, mediante la construcción de un colector solar hecho con materiales descartables. De esta forma el material dejará de formar parte de la quema informal o el destino final de un relleno sanitario, para convertirse en la materia prima de la propia solución, brindando así una alternativa sostenible y respetuosa del ambiente.

Los objetivos del programa

El Premio Fundaciones Grupo Petersen a la Innovación Educativa – Reimaginando la Escuela es un programa de acompañamiento para la gestión del cambio institucional, que llevan adelante las Fundaciones de los Bancos de Entre Ríos, San Juan, Santa Fe y Santa Cruz y está orientado a transformar a los educadores participantes en referentes multiplicadores, con el compromiso y la responsabilidad de socializar en su comunidad educativa, las propuestas del programa potenciando así¬ la creación de comunidades de aprendizaje.

De esta manera, hasta siete docentes y un directivo de cada escuela participante se capacitaron entre los meses de mayo y octubre en temáticas afines a: Matemática, Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), Transformación Digital, Clima Escolar y Educación Emocional, Proyecto de Vida y Vocación, Educación Financiera, Gestión y Liderazgo Pedagógico.

Posteriormente, entre octubre y noviembre, tuvo lugar la etapa de desarrollo de proyectos y competencia. Los docentes capacitados en el área de ABP de Ciclo Superior, Matemática y Transformación Digital trabajaron con sus estudiantes colaborativamente en el desarrollo de un Proyecto de ABP con foco STEM (Ciencias Naturales, Matemática y Tecnología) con un objetivo de impacto social (en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sustentable –ODS- de la ONU) pudiendo responder a desafíos y/o problemáticas de su comunidad de manera profundamente innovadora.

En esta etapa también se llevó a cabo la inclusión de tecnología. Cada escuela recibió kits de Arduino y capacitación en su uso para que luego los estudiantes pudiesen aplicarlos a procesos de automatización como parte de los ABPs.

Los trabajos presentados en la Competencia fueron evaluados por un jurado integrado por reconocidos referentes de la educación: Diego Golombek, Elena Duro, Fernando Schanpachnik, Adrián Moscovich y Paula Coto, y fueron preseleccionados 20 proyectos.

Los proyectos tuvieron gran variedad de productos finales, creativos e innovadores: diseño de apps creadas para organizar tareas comunales, construcción de colectores solares, sistemas de riego automatizado, sensores para el cuidado del agua en la escuela o para la toma de asistencia, diseño de un app para que estudiantes con disminución visual interactúen mejor con su entorno, entre otros.

En este sentido María Cecilia Hancevic, coordinadora general de Fundaciones Grupo Petersen destacó: “Cada proyecto es una muestra de que innovar en educación es posible. Los estudiantes hacen cosas maravillosas y pueden aprender de manera significativa cuando están motivados y acompañados por sus docentes. Las escuelas demuestran que es posible elevar la vara para enseñar de manera colaborativa entre los docentes y los estudiantes, con propuestas atractivas, para que se puedan adquirir conocimientos y desarrollar capacidades esenciales, haciendo que sus aprendizajes sean valiosos para su presente y su futuro.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here