Racedo (Por Luis Rosales para Paralelo 32).- Mateo, un simple niño, pero el Presidente de la Nación Argentina, le prestó atención, le dedicó un autógrafo, se sacó una selfi, le acarició la cabeza y en un instante le dio una tremenda lección cívica que no olvidará jamás.

Mateo Samuel Pronyk, tiene 11 años, vive con su familia en General Racedo, departamento Diamante, localidad de unos mil habitantes, es alumno de la Escuela Provincial N° 11 “Almafuerte”.

Mateo tiene 11 años y es el segundo de cuatros hermanos. Su familia está integrada por el papá Sergio, la mamá Yesica y sus hermanas y hermanos Ariana de 13 años, Ángel de 4 y el más pequeño Bauti, de dos años y medio.

El miércoles 23 de septiembre, el presidente Alberto Fernández juntamente con el gobernador Gustavo Bordet y una gran comitiva de funcionarios nacionales y provinciales llegaron hasta Racedo para visitar y recorrer una nueva planta avícola del grupo Motta, entre otras actividades de agenda.

A pocos metros de la casa de Mateo, se encuentra el lugar donde descenderían dos helicópteros que trasladaban a las autoridades. De uno de ellos, bajaría el presidente de la nación junto con el gobernador y Mateo fue con su mamá Yesica a ver si podía, aunque sea mirarlo de lejos, pero su corazón empezó a latir más fuerte cuando, además de verlo descender, vio que se acercaba al cerco donde él estaba junto a un grupo de vecinos que querían conocerlo.

Allí Mateo usó su libreta, la que había llevado por las dudas, en la cual el presidente le dedicó un autógrafo. Además, accedió a sacarse una foto con él y luego le acarició la cabeza, como diciéndole “dale para adelante pibe, la patria te necesita”.

Cuando todo pasó, la mamá, Yesica, le puso palabras y vida a la emoción de su hijo, en su cuenta de Facebook expresó. “Mi hijo le pudo pedir un autógrafo al Sr. Presidente hoy en la visita a nuestra localidad. Que detalle más hermoso pudo tener hoy mi hijo de nuestro presidente”, agregó “Yo y mis hijos nunca olvidaremos este día 23/9/20”

Luego, se hizo eco del sentir y palpitar de todos, un pequeño pueblo, que por primera vez recibe a un presidente argentino, dijo: “Bienvenido Sr Presidente Alberto Fernández, a nuestro humilde pueblo de General Racedo. Fue un placer enorme conocerlo en persona y un orgullo como Argentina que soy, que haya roto con los protocolos y se pudiera acercar a la gente para saludarla y sacarse foto, como también recibir sus inquietudes”

Siguió. “Me llena de satisfacción y orgullo saber que, a pesar de ser un hombre culto, bien preparado en todas sus letras, supo acercarse a los más humildes y compartir unos segundos con todos nosotros”.

Camargo remarcó. “Muchas gracias x darnos esa gran alegría, la verdad, me demostró que es un gran ser humano, más allá que pueda tener sus fallas o no, como todos las tenemos. Ojalá pueda volver pronto a visitarnos. Acá valoramos mucho su gran gesto”. Cerró diciendo. “Un inmenso placer y orgullo saber que es NUESTRO PRESIDENTE y que de esto vamos a salir con la ayuda de Dios”. Concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here