La agrupación Socialismo Popular del Partido Socialista rechazó, mediante un comunicado, la aplicación de la Ley llevada adelante por el Poder Ejecutivo y aprobada de modo express por ambas cámaras la semana pasada.

«Esta ley dice ser Solidaria y Progresista, cuando en realidad no lo es. En los artículos 4, 5 y 6 reside lo más perjudicial para una gran parte de trabajadores estatales, aquellos que se encuentren cobrando un salario nominal de $75.000, lo que indica que de bolsillo serían $58.000» comienza el comunicado.

«Según el INDEC, para que una persona no cruce la línea de pobreza, debe percibir un salario de $43.000. ¿Se puede adjetivar entonces a esta ley como progresista y solidaria? Nosotros sostenemos que es todo lo contrario.»

«Sumado a la gravedad de los artículos mencionados anteriormente, las actitudes del poder ejecutivo no ayudan. En ningún momento, ni en la confección de la ley ni en el debate, consultó a los organismos que nuclean la actividad docente, ya sean sindicatos u otras organizaciones políticas y sociales, para estudiar una reforma de este tipo. Esto solo demuestra el poco interés en estrechar buenos lazos con la sociedad.»

Respecto de los otros puntos que la ley comprende, afirman desde el socialismo: «Estamos de acuerdo en que la situación económica de la provincia es grave hace muchísimos años, pero recortar el salario de los trabajadores no es la solución en ningún contexto, y hay sobrados ejemplos en nuestra historia que lo así lo demuestran. Sí acordamos con los artículos que buscan gravar en mayor medida a sectores donde la riqueza se encuentra más concentrada, como entidades financieras, la actividad de comercio mayorista de medicamentos, a los propietarios de más de mil hectáreas, entre otros.» sentenció el comunicado.

“Estas son medidas extremas en momentos críticos y es necesario sentarse a dialogar para llegar a un buen puerto» afirmó uno de sus referentes, Paulo Gonzalez.

“Desde ya que no queremos que la provincia se vea afectada económicamente pero tampoco podemos pretender que el ajuste lo paguen algunos sectores que siempre son perjudicados por estas medidas». Y agregó: «Para evitar todo esto, la solución es el diálogo, el sentido común y la empatía del gobierno con los sectores más perjudicados».

La propuesta

El presidente de la corriente, Juan Carlos Meillard, afirmó:»Proponemos que el gobierno utilice distintas herramientas que posee para poder establecer un diálogo cercano con los distintos sectores de la sociedad, y así conformar distintas alternativas como por ejemplo, un Consejo Económico y Social. Este podría contemplar a los distintos sectores de la comunidad, como el sector trabajador, representado por las distintas organizaciones sindicales, el sector económico-productivo del cual participen diferentes organizaciones empresariales, cooperativas, centros industriales, entre otros, y el sector social comprendido por las variadas organizaciones civiles y religiosas.»

Respecto a este consejo señaló Meillard: «El objetivo de este órgano debe enmarcarse en que sea un fuerte asesor del poder ejecutivo cuando lo necesite.»

“También creemos que hay recursos que la provincia destina a distintas áreas, como el sistema privatizado de cobro del personal estatal, que no están bien orientados. En estos temas no vemos preocupación por parte del Gobernador para modificarlos” apuntó el dirigente.

«Con esto sostenemos que la situación puede ser manejada de otra manera, más justa y democrática para la clase trabajadora.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here