El barco Logos Hope, la biblioteca flotante más grande del mundo, colisionó en la tarde de ayer contra otro buque de ultramar mientras navegaba por el río Paraná con rumbo al puerto de la ciudad de Buenos Aires tras haber estado amarrado en la ciudad de Rosario desde el 31 de mayo pasado y haber partido ayer.

Se destacó que aunque no hubo heridos, ambas embarcaciones fueron inspeccionadas. El siniestro ocurrió pasadas las 17, a la altura del kilómetro 408 del caudal, cercano al muelle Punta Alvear de Cargill, donde se encontraba desamarrado el buque de ultramar Desert Osprey.

Por causas que se intentan establecer, el barco evangélico, que se desplazaba río abajo, tras haber permanecido en La Fluvial de Rosario, rozó al buque mercantil sin que se produjeran heridos ni averías considerables en sus cascos.

A raíz de la colisión, las dos embarcaciones fueron fondeadas para realizar una inspección minuciosa a cargo de Prefectura Naval de Arroyo Seco, a fin de evaluar si las embarcaciones corren algún peligro.

El barco librería normalmente viaja alrededor del mundo para “promover valores como el conocimiento y la esperanza”, según la información provista por el sitio web oficial.

La embarcación cuenta con un equipo de 400 personas de más de 70 nacionalidades, y en 10 años han trabajado cerca de 2.500 voluntarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here