La apicultura genera trabajo para 10 mil familias en Entre Ríos

0

Entre Ríos es la segunda productora de miel del  país y la Argentina está ubicada dentro de los cinco  más importantes del mundo, explica a Paralelo32 Facundo Rey, Coordinador Apícola del gobierno, organismo  que depende del Ministerio de la Producción a cargo de Juan José Bahillo.

“Es importante la actividad, no solamente por lo que reporta de divisas, ya que el 95 % se exporta, sino por lo que representa en el entramado productivo y social de Entre Ríos”, señaló. Agregó que ha permitido  que los jóvenes sigan trabajando en nuestra zona fortaleciendo el arraigo de las nuevas generaciones en zonas rurales. En forma directa genera trabajo para 10 mil familias aproximadamente. Todo esto ha posicionado a Entre Ríos en la materia,  a tal punto que se festeja en Maciá este fin de semana la Fiesta Nacional de la Apicultura.

Los volúmenes que se cosecharon fueron muy buenos en los dos últimos años (20/21), especialmente por el precio de la miel. En el corriente estamos a mitad de la temporada y el comportamiento es distinto de acuerdo a la zona en que se radican los apiarios, especialmente por los ciclos florales, por cuanto el polen es la materia prima de la miel. Son cuatro las zonas delimitadas en nuestra provincia: la costa del Uruguay (citrus y eucaliptus), centro desde Paraná y Villaguay hacia el norte; el sur de  la provincia y la zona del delta, que generan una miel particular y diferenciada de acuerdo al lugar.

En algunas regiones la sequía complicó la producción porque afecta a las plantas y disminuye la oferta floral.

Características de la actividad

En declaraciones a Paralelo 32, Rey comentó que Entre Ríos tiene características particulares a diferencia de otras provincias, porque en gran medida el aporte productivo es de las  pequeñas explotaciones, lo que permite una mejor atención de las colmenas, hacen un manejo eficiente y el muchos casos se trata de empredimientos familiares. Esto no ocurre en provincias como Santa Fe o Buenos Aires, donde hay más concentración  con altos volúmenes de producción, donde el pequeño productor tiende a desaparecer.

Según el funcionario se están incrementando los apicultores en nuestra provincia. Actualmente  funciona en la órbita de la Coordinación, una Escuela de Formación Apícola. Los cursos son virtuales (durante la pandemia) presenciales y a campo, los temas se refieren a manejo de colmenas, temas sanitarios, multiplicación de material vivo (reinas), buenas prácticas de producción y manejo de salas de extracción.

Sanidad

En nuestra provincia no existen problemas sanitarios importantes, los productores tienen conocimiento de las enfermedades, la forma de controlarlas y en general el estado de las colmenas entrerrianas es bueno.

Desde  el gobierno han lanzado un Plan Sanitario Apícola provincial 2022, lo iniciaron el año pasado en una de las zonas, habilitaron un laboratorio perteneciente a la Dirección General de Producción Animal, donde realizan análisis oficiales de la Red SENASA para todas las patologías que atacan a las abejas. “Se toman las muestras y con los resultados obtenidos se hacen sugerencias a los productores en caso de que se presenten problemas”, señaló. Además esto permite conocer el status sanitario de cada región y controlar la presencia a varroa, una enfermedad parasitaria provocada por un ácaro que produce masiva  mortandad en los apiarios. Se trata con medicamentos, pero como el producto  es de consumo humano y especialmente se exporta, hay que tener muy en cuenta el fármaco que se utiliza para que no provoque residuos en la miel.

Genética

Según los especialistas, en esta actividad el tema genético es muy importante. Al respecto, Rey comentó que al inicio de la gestión Bordet había una sola cabaña habilitada. Desde la Coordinación promovieron el desarrollo de algunas que estaban produciendo de manera informal y actualmente hay cuatro que cuentan con la habilitación se SENASA. Esto significa que producen reinas de excelente calidad, que las venden para mejorar los colmenares de la provincia.

Para todo este procedimiento es fundamental que cuenten con todas las habilitaciones correspondientes y esto ha logrado, inclusive hay una cabaña en Maciá que exporta reinas de excelente calidad. 

Subproductos

Hay subproductos de la miel que tienen mucho interés, como es el caso de la jalea real, polen, propóleo y cera.

Al respecto comento que en la zona de la Picada (Paraná) funciona una cooperativa que se especializa en todos estos productos. Lo considera importante porque genera un valor agregado a la producción melífera que tiene uso medicinal y cosmético.

En otro orden y en coincidencia con la pandemia, se produjo un cambio de hábitos en la sociedad, lo que generó un aumento del consumo de miel en el mercado interno y también de muchos de los subproductos. “Estamos trabajando para apuntalar este proceso de crecimiento de la actividad y la participación en el mercado interno”.

Exportación

La provincia tiene en la órbita del Ministerio de la Producción un área de promoción de exportaciones, responsable del  asesoramiento para exportadores de miel, especialmente porque el 95 % de este producto se vende a otros países.

Actualmente dos firmas se dedican a vender al exterior, una ubicada en Concordia,  otra en Paraná, y cooperativas con experiencia para realizar este tipo de transacciones.

Producción

Nuestro país produce 65 mil toneladas anuales, de las cuales corresponden a Entre Ríos 15 mil. En los últimos 2 años el apicultor ha podido reinvertir en base a los buenos precios obtenidos. Hubo mucho recambio de material genético, mejoramiento en salas de extracción y avance en general en la infraestructura de cada productor. “En los últimos años la actividad ha experimentado un marcado crecimiento y genera fuente de trabajo para aproximadamente 10 mil familias en la provincia”, remarcó.

Reconoció además que durante muchos años se trabajó con bajo o nulo índice de rentabilidad. El gobierno de Bordet ha avanzado en todo lo relacionado al ordenamiento de la apicultura en la provincia, a través de la Coordinación se generan las inscripciones en el Registro Nacional de Producción Apícola (RENAPA), que depende del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Nación. Este ministerio ha delegado las gestiones en el organismo provincial, desde donde trabajan con municipios y les generan las claves para que cualquier persona pueda acceder a la carga del RENAPA o por autogestión online. A partir del año pasado se  ha conformado el Fondo Rotatorio Apícola Entrerriano, que dispone de una línea de créditos a valor producto, sin interés,  con un año  de gracia y dos para devolverlo. La ayuda oscila entre los  300 mil y 500 mil pesos, destinada a productores de entre 100 y 300 colmenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here