Boca del Tigre- La solidaridad es un sentimiento de unidad. Y dicen que la unión hace la fuerza. Y esa fuerza es, justamente, la que necesita Juan Carlos Sánchez, adolescente de 16 años que debe realizarse un costoso tratamiento oncológico para darle pelea a un cáncer que le diagnosticaron recientemente. La angustia es mucha, pero la fortaleza que le dan sus familiares, amigos, compañeros de escuela, conocidos y hasta desconocidos, también lo es.

En principio, para colaborar económicamente con la familia, se llevó a cabo el domingo 28 de octubre a las 15.30 en el predio del salón de Aldea San Rafael un Zumbathon Solidario bajo el slogan “Unidos por Juan”, con el objetivo de colaborar con Juan Carlos Sánchez, la entrada fue una colaboración solidaria a voluntad. Además, se ofreció servicio de cantina.

Con esta primera actividad fue tomando forma la información, tan necesaria para que la gente, conociendo el problema, tome la decisión de colaborar. La causa es por demás justa, ya que necesita la ayuda una familia que es muy querida en toda la región. Como era de esperar, esa cooperación no tardó en llegar.

Asimilar lo que sucede

Fue el papá del menor, Juan Ernesto Sánchez, quien dialogó con Paralelo 32, para agradecer las muestras de afecto. Destacó que su hijo está internado en Clínica Parque de Crespo y recordó que “Todo pasó muy rápido, por eso estamos aun tratando de asimilar todo lo que nos sucede como familia. Fue reciente el diagnóstico”.

Relató que “Él tenía problemas de cintura, estaba con muchos dolores y por eso lo hicimos tratar. Entre tantos estudios y placas, su médico le pidió una resonancia. Mientras esperábamos la autorización de la mutual, que nunca se da en forma inmediata, ya que siempre hay cuestiones burocráticas que demoran todo, Juan se descompensó, estando con muchos dolores en el pecho, con puntadas que nos asustaron mucho. En principio lo cargué y lo traje con compañeros de trabajo a la clínica. Empezó todo esto en ese momento. No se sabía en principio que tenía, y a través de tomografías, se supo que había algo extraño en el riñón. Se vieron anomalías y finalmente, después de los estudios correspondientes, lamentablemente le diagnosticaron cáncer”, dijo.

Destacó que “El cáncer fue en principio en los testículos, pero hizo metástasis después en otros lugares, en los pulmones, lo que complejiza todo. Pero queremos y necesitamos tener fe en Dios y en los médicos. Ya le estuvieron haciendo quimioterapia los médicos durante toda la semana. Todo pasó muy rápido. Se le hizo la primera operación y actualmente está internado, con muchos dolores”.

Contención familiar

La familia de Juan la integran su esposa Hilda Weber y sus tres hijos de 25, 16 (Juan Carlos) y 14 años. “La esperanza es que las drogas que le están suministrando hagan efecto, nos aferramos a eso. Está en sala común actualmente, pero muy dolorido”, contó el papá de Juancito al cierre de nuestra edición.

Él es empleado rural y hace 25 años es trabajador avícola. “En relación a la mutual, estamos empezando los trámites, pero uno nunca sabe cuánto tiempo lleva todo esto. Mientras tanto, los gastos no saben esperar la burocracia que muchas veces se genera. Además, sabemos que hay y habrá muchos gastos y que esto recién empieza. En principio, como no tenía la plata para pagar la cirugía, me ayudaron mis hermanos. Veremos ahora como juntamos el dinero para lo que vaya apareciendo como escollo. Es un día a día permanente”, reconoció.

Como todo padre, Juan, por estos días, acompaña permanentemente a su hijo. “Por ahora en relación al trabajo, me dieron vacaciones que tenía a favor. Tengo muchos días porque hace 25 años que trabajo en la misma granja, así que saqué vacaciones que tenía atrasadas y eso me permite estar junto a Juancito al pie del cañón”.

Por último, agregó que “Estoy muy agradecido con tanta gente que nos está ayudando. De toda la zona nos están dando una mano, incluso de Hernández, de donde soy oriundo. Es algo que reconforta en momentos de tanta angustia. Esperamos que Juancito reciba toda esa fuerza y salga adelante, que es lo que todos estamos esperando”.

Bono contribución

Está a la venta un bono contribución que se sortea el 9 de noviembre en la Escuela Nº 49 Aldea Cuesta de Aldea San Rafael. Tiene un costo de $200 y el primer premio será un cordero. Del segundo al cuarto serán lechones, el quinto premio es un cajón de pollos, el sexto una mesa dulce para 25 personas en Panadería La Ideal, el séptimo premio $1.000, del octavo al décimo primer premio se entregarán tortas y el décimo segundo será una picada de Alles Gut.

Se pueden pedir en la institución educativa a la que asiste Juancito y en Crespo en Panadería La Ideal y otros comercios que gentilmente accedieron a sumarse a la venta, junto con particulares, familiares y amigos de la familia.

Juan tiene 16 años y es alumno de 5º Año de la Escuela Nº 49 Aldea Cuesta de San Rafael. Los interesados en colaborar pueden comunicarse también al teléfono 0343 154670563.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here