Boca del Tigre- La solidaridad es un sentimiento de unidad. Y dicen que la unión hace la fuerza. Y esa fuerza es, justamente, la que necesita Juan Carlos Sánchez, adolescente de 17 años que debe realizarse un costoso tratamiento oncológico para darle pelea a un cáncer que le diagnosticaron recientemente. En principio, para colaborar económicamente con la familia se realizó un Zumbathon Solidario bajo el slogan “Unidos por Juan”. Luego llegó el momento del bono contribución Unidos por Juan, donde se vendieron más de mil números. Con estas primeras actividades fue tomando forma la información, tan necesaria para que la gente, conociendo el problema, tome la decisión de colaborar.

Evolución

El cáncer fue en principio en los testículos, pero hizo metástasis después en otros lugares, lo que complejiza todo. Pero con fe en Dios y en los médicos, Juan se aferra a los tratamientos que le proponen para estar mejor. Junto a sus papás y dos hermanos, pero con toda una comunidad que se encolumnó detrás de él, da batalla.

Juan es alumno de la Escuela Nº 49 Aldea Cuesta de San Rafael. Allegados al joven, ante la consulta de Paralelo 32, explicaron que actualmente sigue en tratamiento de quimioterapia, evolucionando pero muy lento, pero entendido que al menos no empeoró su situación. Luego de dos meses de quimio la nueva tomografía indicó que las células malignas estaban aún en pulmón y riñón. Eso fue hace un mes aproximadamente. Ahora sigue dos meses más con quimioterapia, para completar 5 en total y luego tomar nuevos diagnósticos.

Lo bueno es que Juan, mientras tanto, pudo rendir sus materias pendientes y pasó a 5º Año con sus compañeros. No asiste, pero se está evaluando un plan de acompañamiento en el estudio. Su fuerza de voluntad está. Sus amigos también, ya que no lo abandonan. Sus vecinos, de Boca del Tigre, de dónde es, se movilizan mucho para seguir de cerca el día a día.

Gustavo Benítez, 38 años, papá de cuatro hijos, que vive cerca de la casa de Juan, a quien se le despertó un cáncer de colon, fue otro de los vecinos por los que la comunidad se movilizó para colaborar económicamente. Y fue el propio Juan junto a su papá los que fueron a charlar con él, para ayudarlo a aceptar la enfermedad y tomar la decisión de hacerse el tratamiento correspondiente para dar pelea. Ahora, los dos reman juntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here