Nogoyá.-  #BasuraChallenge (el reto de la basura en español) es un reto viral que lleva tiempo circulando en la redes y consiste en tomar una fotografía de un lugar lleno de basura, y después tomar otra imagen con el lugar ya limpio con las bolsas de desperdicios detrás de la persona que aceptó el reto. De esta forma se puede despertar cierta conciencia ecológica sobre el devenir del planeta y contribuir con una sencilla acción a mejorar su salud, que es la de todos.

La ciudad tomó el desafío de la mano de un grupo de jóvenes ciudadanos que iniciaron con los trabajos de limpieza con un ambicioso desafío: limpiar el camino de tierra que une Nogoyá con Betbeder. Donde otros tiran y ensucian irresponsablemente, ellos recogen y limpian. Ojalá los primeros reflexionen.

“Somos un grupo de jóvenes, dispuestos a marcar el cambio, por eso es que nos unimos para comenzar limpiando caminos y espacios repletos de basura que muchos tiran al paso, sin ningún cargo de conciencia”, mencionan los integrantes de Salvemos Madre Tierra Nogoyá, “por eso es que aportamos nuestro pequeño granito de arena, que sin dudas va a marcar la diferencia”.

Explican además que de la idea principal de recolectar los residuos, es separarlos y llevarlos al basural o en el caso de que alguna persona necesite de esos materiales, vidrio, plástico o cartón, se lo pueden entregar sin problemas, porque no solo se trata de tomar conciencia sobre la limpieza del medio ambiente sino también de la reutilización.

“Queremos que cualquier persona se sume, que nos consulte a través de las redes, nos encuentran como “limpiandomadretierra” y luego coordinamos acciones a través de grupos de whatsapp”, explicaron.

Los jóvenes detallaron que al llegar al camino se encontraron “con un panorama muy desagradable, el paisaje es increíble y se merece estar en condiciones ambientales optimas. Vamos a seguir limpiando el camino a Betbeder por tierra, vamos a culminar con los 13 kilómetros de extensión, una vez que terminemos eso vamos a planificar la siguiente acción.

Al ser consultados sobre la logística de los trabajos, los jóvenes contaron que se trasladan con movilidad propia, en autos y motos y cuentan con una sola camioneta, lo que por ahí dificulta el traslado hacia el volcadero.

Invitan a la población a sumarse al reto y participar de un nuevo reto el domingo 31 de marzo desde las 14.30 horas, iniciando en el kilómetro 4 del camino. “La idea es quien pueda dar una mano la dé y aquella persona que no puede acercarse a ayudar colabore en la concientización, es la única manera de que todos podamos trabajar”.

Por último, los integrantes agregaron que una vez terminado el trabajo de limpieza, van a dejar carteles advirtiendo sobre la contaminación y plantarán árboles para forestar la zona.

Paseo La Alameda

Sebastián Cejas junto a un grupo de amigos hizo lo propio en el tradicional paseo La Alameda. Allí no solo se trata de limpiar el predio, sino también el arroyo Nogoyá que cruza bajo el reconocido Puente Colorado. En kayaks y canobotes, comenzaron a limpiar las aguas del arroyo y sus orillas de norte a sur hasta la zona de desembocadura hasta la zona del Paseo Los Puentes.

Al igual que el grupo inicialmente mencionado, invitan a sumarse a los operativos de limpieza.

“Te encontrás con panoramas muy tristes, encontramos nidos de palomas hechos con bolsas y botellas de plástico con peces muertos adentro, y a eso solamente lo genera el humano”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here