Twitter lleva tiempo recibiendo una propuesta común por buena parte de sus usuarios: la implementación de un botón que permita editar los tweets una vez publicados para corregir toda suerte de errores que puedan existir en los mismos. Mucho se ha hablado de esta función en los últimos tiempos, pero ¿está la plataforma considerando realmente implementarla en un futuro cercano?

Jack Dorsey, tras pronunciarse brevemente acerca de ello en 2018, habla de nuevo acerca de dicha función en un vídeo que publica ahora Wired, donde el CEO se expresa con mayor claridad acerca del que es, como se mencionaba, uno de los temas recurrentes entre quienes hacen uso de la red social. Porque entre las varias preguntas que contesta en los poco más de once minutos que dura la grabación, donde revela que intenta «meditar dos horas todos los días» y que hace siete comidas a la semana, «solo las cenas», no podía faltar aquella que solicita conocer si «podremos tener ese botón de edición en 2020».

Claro a más no poder, Dorsey responde:

La respuesta es… no.

Hay una explicación (o algo así)

El hecho de implementar o no una herramienta para modificar tweets ha sido polémico desde el primer momento por las implicaciones que esto puede tener, y que el CEO elabora una vez clarificado lo anterior: «La razón por la cual no existe un botón de edición, por la cual no ha existido un botón de edición nunca, es que nosotros comenzamos con un servicio de mensajes por SMS», explica. «Como todos saben, cuando mandas un mensaje [de SMS] ya no puedes deshacerlo».

Dorsey asegura que «querían preservar ese sentimiento» hace unos años, pero es consciente de que, aunque la situación ha cambiado, continúa habiendo impedimentos que han hecho imposible que esta característica haya llegado:

Hay algunos problemas con la edición que no podemos solucionar. Uno de ellos es que podrías publicar un tweet, que alguien hiciera retweet a este y que tú, una hora más tarde, cambiases completamente los contenidos de este tweet; esa persona que había retweeteado el tweet original está retweeteando y extendiendo algo totalmente diferente. Eso es algo que hay que tener en cuenta.

Muchos lo quieren porque quieren modificar un error de escritura o un link roto, y eso está bien: hemos considerado una ventana de un minuto o treinta segundos para corregir algo, pero eso también significa que tenemos que retrasar la publicación de ese tweet, porque una vez que está fuera la gente lo ve.

En un momento en el que la desinformación es uno de los problemas contra los que las plataformas se están posicionando de manera más firme, es fácil ver el problema que podría causar una mala implementación de una herramienta para modificar el contenido ya publicado. Si bien las últimas palabras parecen dar algún aliento a quienes desean que esta función haga acto de presencia en algún punto futuro, Dorsey concluye la respuesta de forma tajante: «Probablemente nunca lo haremos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here