Crespo (Paralelo 32).- Con un marzo cargado de humedad y temperaturas muy elevadas, por estos días en la ciudad hay gran proliferación de mosquitos, especialmente culex.

Ante los reclamos de fumigación desde los distintos barrios de Crespo, el veterinario a cargo del área de Salud Animal del municipio, Julio César Pérez, dijo a Paralelo 32 que las únicas fumigaciones autorizadas son las preventivas ante casos de dengue. No obstante, comentó que el municipio con el equipo que dispone realiza fumigaciones espaciadas en parques, plazas, espacios verdes y bordes de los arroyos a fin de mantener controlada la población de insectos. Explicó que es una tarea que generalmente no se ve porque se realiza a horario temprano, para evitar la evaporación del insecticida por efectos del sol.

“La ciudad es grande y para que una fumigación sea efectiva debería repetirse cada 5 o 7 días, lo cual no es posible realizar”- indicó el profesional. Y agregó al respecto que” los protocolos están hechos para actuar solamente como medida de urgencia, porque las fumigaciones conllevan daño ecológico y el uso de insecticidas genera resistencia en los insectos”.

El cambio demográfico es uno de los factores para la proliferación de mosquitos a los que aludió. Pérez recordó que la ciudad se está expandiendo hacia zonas más alejadas, donde habitualmente viven plagas, insectos y alimañas. Apuntó que el uso de recipientes no biodegradables, sobre todo de plástico, es otro de los factores que fomenta el criadero de mosquitos; además del cambio climático y el calentamiento global que hacen su propio aporte. Asimismo señaló que el propio vector tiene mecanismo de resistencia.

Como dato ilustrativo mencionó que la hembra mosquito vive aproximadamente un mes y en condiciones óptimas de temperatura o humedad pone huevos cada 2 días y puede poner hasta 700 huevos a lo largo de su vida. Solamente al 10 o 20% de los huevos los pone en el agua y el 80 a 90% en los bordes de los tachos, tanques y recipientes. “Cuando éstos se cargan con agua automáticamente eclosionan las larvas. Un recipiente vacío –aseguró- puede ser un futuro criadero”. Recomendó cepillar todos los recipientes, incluidos aquellos donde se provee agua a las mascotas por lo menos una vez por semana para eliminar las larvas.

Como medidas efectivas dijo que se debe mantener corto el pasto, limpios los patios eliminando recipientes y materiales en desuso mediante la descacharrización, usar repelentes y mosquiteros en las aberturas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here