Internet en Cuba: ¿Qué pasa y por qué el bloqueo?

0

Los cubanos permanecieron desde el domingo sin servicio de internet poco después de que comenzaran las masivas protestas en Cuba. La medida no es inédita, suele producirse en países en crisis donde la prensa está controlada por el Estado.

La firma de monitoreo de Internet NetBlocks dijo el martes que el gobierno cubano había restringido el acceso a varios servicios de mensajería móvil y redes sociales, incluidos Facebook y WhatsApp. La bloguera opositora cubana Yoani Sánchez dijo el miércoles que está de vuelta en las redes y en internet.

No es claro la forma en que los cubanos fueron convocados, pero las imágenes de las masivas marchas contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel fueron pronto de las redes sociales a los titulares de la prensa regional y mundial.

En los últimos tiempos se ha comprobado el poder de convocatoria de las redes sociales en diferentes países en crisis, tanto en América Latina, Estados Unidos y Europa. Probablemente el primer caso de este tipo que se recuerda ocurrió en Túnez y en El Cairo, en 2011, donde miles de personas tomaron las calles tras una convocatoria que se realizó a través de Facebook.

En su momento, algunos analistas ya pronosticaban el poder de estas plataformas. “El segmento de la población más conectado a internet tiene tasas de desempleo en algunos países del 40%”, comentaba Joe Schoendorf, socio ejecutivo del fondo de capital riesgo de Silicon Valley, Accel Partners.

En Egipto se vieron las primeras semillas, pero luego se han visto ese tipo de movilizaciones masivas en muchas ciudades del mundo. También en América Latina: en Venezuela o en Chile se han dado protestas callejeras con gran repercusión gracias al poder de convocatoria en la red.

Las fotografías y videos en redes sociales sorprendieron en un país donde está prohibido disentir. Cubanos en pueblos y ciudades a lo largo de la isla marcharon por las calles gritando consignas como «Abajo la dictadura”, “Patria y Vida” o «No tenemos miedo».

El gobierno dice que es una campaña orquestada desde el exterior y tildó una vez más de «mercenarios» a la mayoría de los que se manifestaron. Otros, dijo el presidente Díaz-Canel, están siendo «confundidos» y «manipulados» por «los enemigos de la revolución».

El lento camino del internet en Cuba

Cuba entró tarde a la era de internet respecto a la mayoría de los países de la región. Hasta hace poco tiempo, internet era exclusivo de las instituciones del gobierno, las empresas estatales y algunos profesionales, como periodistas y médicos empleados del gobierno.

No fue hasta 2019 que se abrió el acceso a casas y negocios privados, aunque actualmente poco más del 60 por ciento de la población de la isla tiene posibilidades de conectarse a internet. Sin embargo, los precios siguen siendo altos y en divisas, mientras la mayoría

Desde la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se está siguiendo “con gran preocupación” los últimos acontecimientos en la isla, especialmente con lo que tiene que ver con “la censura” y “las vulneraciones contra los derechos a la libertad de expresión y el acceso a la información”.

En declaraciones a la Voz de América, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, dijo que está situación “se venía incubando desde hace tiempo” y que el gobierno comunista ya había estado “censurando” a algunas voces críticas con el oficialismo.

“Desde hace algún tiempo, el gobierno estaba censurando la actuación de intelectuales, artistas, periodistas, y en el caso de los periodistas, cuando han salido a cubrir estos acontecimientos, fueron reprimidos, tenemos denunciados de que se les ha requisado celulares y otros aparatos para su trabajo”, denunció.

Jornet, que recordó que ya en 1994 se produjo algo parecido con una movilización conocida como “El Maleconazo”, en esta ocasión se han sumado una ola de nuevas generaciones, “que no han vivido la Revolución Cubana”, y que con el uso de las redes sociales el impacto ha tenido “una mayor intensidad” entre la sociedad.

“Todos estos jóvenes que se están expresando hoy no vivieron los tiempos de la Revolución y creen que existe otro modo de ejercer la libertad, otro modo de ejercer la democracia y también de poder expresarse”, comentó.

Por otro lado, el politólogo Carlos Sánchez Berzain, que también es director ejecutivo del Instituto Interamericano para la Democracia, considera que el bloqueo tiene un único objetivo: “reprimir para seguir violando los derechos humanos y tapar los crímenes con la impunidad que tiene el régimen castrista desde hace 62 años”.

“La dictadura cubana es una organización de delincuencia organizada transnacional. No es política ni es Revolución”, comentó convencido de que “se está produciendo un cambio” en la isla caribeña gracias, en parte, a la movilización llevada a la calle.

Alternativas para burlar el bloqueo a internet en Cuba

Conscientes del impacto que tienen las redes sociales en todo el mundo, la cúpula del Partido Comunista de Cuba ha movido ficha para bloquear el acceso a internet.

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), una compañía estatal, es del único proveedor de telefonía y de internet en la isla. También es la que tiene la capacidad de bloquear las comunicaciones.

Pese a eso, hay opciones para poder seguir conectado a internet a pesar de los intentos del gobierno cubano por cancelarlo. El acceso al internet por satélite y la instalación de redes privadas virtuales (VPN por sus siglas en inglés) son algunas de las alternativas que tienen los cubanos para poder seguir reportando todo lo que ocurre en el país, a pesar de los bloqueos.

Aplicaciones VPN para simular estar en otro país

La VPN, la fórmula que muchos están utilizando, pretende simular que la persona está en otro lugar del mundo y no en Cuba, de manera que ETECSA es incapaz de detectar esa conexión dentro de la isla, y así utilizar internet con normalidad.

El Periódico Cubano, un portal digital que habla sobre la actualidad en Cuba, reportó que varios usuarios pudieron conectarse a la red gracias al sistema de VPN. Fue el caso de la usuaria Camila Rodríguez que, según reza el artículo, pudo descargarse la aplicación VPN Psiphon, desactivó el uso del 4G, activó el 3G y en la configuración seleccionó la ubicación en Estados Unidos.

Después de eso, los usuarios que están sufriendo los cortes de acceso a internet pueden seguir conectados a la red, mantener activas sus redes sociales y explicar al mundo qué es lo que está pasando en las calles de Cuba.

Sin embargo, para muchos que no tienen hasta ahora la aplicación, les resulta imposible justo porque no hay acceso a internet hasta ahora.

Internet satelital

La otra alternativa es utilizar las redes satelitales, que se utilizan por ejemplo cuando hay desastres naturales y hay cortes en las comunicaciones. Algunos cubanos han asegurado que es posible utilizar ese tipo de redes para seguir conectados a internet. El Periódico Cubano señala que para obtener internet satelital se debe poner el teléfono en modo avión durante 16 segundos, después se reactiva sin utilizar los datos de internet del teléfono y, por último, se debe seleccionar la red 3G para poder utilizar la red satelital.

Son algunas opciones para poder seguir difundiendo unas protestas de tal magnitud que, según los historiadores, no se habían visto antes. Algunos apuntan al poder de la red y las opciones que ofrecen las plataformas digitales para poder comunicarse. Por el momento, no se vislumbra un cese de las manifestaciones populares en el país. Tampoco, en los intentos del gobierno por seguir bloqueando el acceso a internet.

«Estoy preocupado porque llevo más de un día sin saber nada de mi familia, que está en Cuba”, decía Marcos Valdés, un cubano afincado en el sur de la Florida. El caso de Marcos no es aislado y cientos de sus compatriotas han perdido contacto con sus familiares porque, según denuncian, el gobierno de Miguel Díaz-Canel ha restringido las comunicaciones por teléfono e internet.

Estos cortes se producen pocas horas después de que estallara una ola de protestas sin precedentes en el país. Decenas de miles han salido a las calles para reclamar “libertad”, pero también para criticar la gestión del gobierno en la pandemia por el coronavirus, la falta de sanidad y el incremento de los precios de los productos básicos durante esta crisis sanitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here