El 15 de Noviembre se conmemora el «Día de la Educación Técnica» en homenaje a la creación en esa fecha del año 1959 por imperio de la ley 15240, sancionada por unanimidad de un organismo autárquico, el Consejo Nacional de Educación Técnica (Conet), que fuera señero en esa modalidad de educación, permitiendo una más ágil y eficiente organización de toda la Educación Técnica.

En tal sentido desde la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) realizaron una breve reseña histórica sobre los antecedentes de este importantísimo acontecimiento, esta causa nacional de la Formación Técnica iniciada por ellos comienza a concretarse en el ámbito oficial en el año 1871, con la creación del Departamento Agrónomo Anexo al Colegio Nacional de Salta y en los Departamentos de Minerías en los Colegios de San Juan y Catamarca. Luego en 1889 se funda la Primera Escuela Industrial de la Nación “Otto Krause” y en 1900 la primera Escuela Profesional de Mujeres, en Bs.As.; 1909 la primera escuela de Artes y Oficios de la ciudad de Catamarca, en 1917 la creación de diez escuelas de Artes y Oficios, en 1935 se crean las primeras cuatro Escuelas Técnicas de Oficios, todas ellas en la ciudad de Bs. As.

Estos establecimientos se fueron progresivamente transformando en Escuelas Industriales, y es en 1959 por los motivos más arriba enunciados que se sanciona la Ley 15.240 mediante la cual se crea el Conet. Este Organismo crea en el año 1964 la Sección de Formación Profesional la cual es elevada posteriormente al rango de Dirección General de F.P. también por aquella época se crean las escuelas privadas de Fábrica, escuelas por convenio, escuelas Privadas de Educación Técnica y con una importante trayectoria los Institutos Técnicos Católicos dependientes del Conicet, todas ellas con aplicación de los planes de estudio aprobados por el Conet, que le otorga validez nacional.

También es digno de destacar la incorporación en los últimos tiempos de vigencia del Conet el sector correspondiente a la enseñanza agrotécnica, ya que hasta esos momentos sus establecimientos dependían de la entonces dirección General de Enseñanza Agropecuaria.

A partir de dos hechos políticos de alcance Nacional, como lo fueron la transferencia de los servicios educativos de Nivel Medio y Superior no Universitario de la Nación a las Provincias por la ley 24.049, y de la transformación Educativa establecida por la Ley Federal de Educación 24.195, se reemplazó el Consejo Nacional de Educación Técnica por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica Inet, órgano nacional responsable de fijar los lineamientos de esta oferta educativa denominada Formación Técnico Profesional y Tecnológica, coordinándolo con las jurisdicciones educativas a través del Consejo Federal de Cultura y Educación, y por el Consejo Nacional de Educación y Trabajo Conet que es un órgano asesor del Ministerio de Educación de la Nación con participación sectorial del ámbito empresarial y el mundo del trabajo, ambos de la industria, la construcción, la rama agropecuaria y de servicios, como así también del Foro de Profesionales Técnicos de Nivel Medio y de los gremios docentes nacionales que incluye a la Amet. No obstante dicha ley federal iba en concordancia con las políticas neoliberales de destrucción del aparato productivo, promoviendo con esto el desmantelamiento y desarticulación de la educación técnica.

Luego de largas y arduas luchas en que la Amet fue protagonista principal se logró en el año 2005 la sanción de la Ley 26.058 de Educación Técnico Profesional que permitió la recuperación efectiva de la Educación Técnica, Agrotécnica y Formación profesional.

Dato

La ley 26.058 tiene por objeto regular y ordenar la educación técnico profesional en el nivel medio y superior no universitario. También indica que esa instrucción es un derecho de todo habitante del país y comprende la formación ética, ciudadana, humanístico general, científica, técnica y tecnológica.

Sobre las escuelas técnicas

El proceso formativo de estas escuelas, se basa fundamentalmente en lograr un técnico que adquiera capacidades, competencias, habilidades y destrezas en el manejo de máquinas, herramientas e instrumentos, con el apoyo de un soporte teórico específico para cada especialidad, y que ambas articuladas y complementadas, sirvan para diseñar nuevos productos tecnológicos; y para la detección, análisis y solución de problemas que se presentan en el mundo del trabajo y la producción; formando además personas de bien con una marcada cultura del trabajo, siendo los únicos títulos de nivel medio y con perfiles específicos que le otorgan incumbencias profesionales, que conlleva a tener responsabilidades civiles y penales.

Otra características sobresaliente en el proceso formativo, es la seguridad e higiene en el trabajo, como así también respeto y valoración en el cuidado del medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here