El ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, señaló este lunes 28 de octubre que las medidas de restricción para la compra de dólares, anunciada tras la derrota electoral del Gobierno, servirán para hacer “una transición ordenada” de cara al próximo 10 de diciembre, cuando asuma el presidente electo, Alberto Fernández.

En una conferencia de prensa realizada en la Casa Rosada, el funcionario de la cartera económica amplió detalles sobre el nuevo límite dispuesto por el Banco Central (BCRA) para la adquisición de la divisa norteamericana, que se redujo de 10.000 a 200 dólares por mes, y a 100 para la compra en efectivo.

Con la medida, el Gobierno de Mauricio Macri pretende evitar una brusca devaluación como la que ocurrió en agosto, tras el resultado de las elecciones primarias.

Según Lacunza, este esquema será “transitorio, no permanente”. Y agregó que será el nuevo gobierno el que decida cómo instrumentarlo una vez que “diseñe e implemente su política económica”.

Para el ministro, estas disposiciones son “las más adecuadas para dar una dinámica más previsible a las variables del tipo de cambio y las reservas internacionales”.

“No es una concesión voluntaria al gobierno entrante, sino al deber que tenemos para con todos los argentinos de hacer una transición ordenada y cumplir el mandato constitucional, y que el próximo gobierno empiece con sus políticas”, explicó Lacunza.

Este lunes, las disposiciones del BCRA surtieron el efecto deseado por el Gobierno, ya que el precio del dólar se redujo 1,50 pesos, al venderse en bancos y casas de cambio a un valor promedio de 63,46 pesos. El viernes previo a los comicios, la cotización había marcado un récord histórico al cerrar en los 65 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here