Crespo.- En su habitual Memoria del Año, que solíamos escuchar in voce durante las cenas de fin de año de Grupo Motta, su presidente, Héctor Motta, puso su resumen por escrito, ordenado en 6 puntos, donde calificó al 2018 como “durísimo en términos de expectativas y en la realidad de lo económico”, durante el cual han priorizado y mantenido “en líneas generales los niveles de producción, con ligeras caídas de los mismos; cuidadosamente hemos mantenido la planta de personal, en su mayoría preparados y calificados para tareas específicas”, y agrega más adelante que “lo hemos transitado, con preocupación, pero con mucha garra y dedicación”.

La situación del mercado interno –cuyos avatares el empresario crespense describe muy bien en otros párrafos de su Memoria Anual–, por la caída del consumo no se pudo trasladar a los precios finales el crecimiento del precio de los insumos. Se refiere luego a la ‘mega devaluación’, que hizo más notable el fenómeno de no poder trasladar los mayores costos a precios finales. “Pero sí, nos hizo poner una mirada firme en la exportación, que para el caso de CALISA aparecía como una recompensa a la actitud sostenida de atender los mercados externos, pese a no haber gozado durante un primer semestre de un dólar competitivo”, dice Motta.

Podemos agregar, desde la mirada del comunicador que sigue a una empresa en crecimiento, que Calisa, desde su fundación hace 18 años, siempre apostó a la exportación, en las buenas y en las malas, como única fuente de generación de demanda con valor agregado. Cree, Motta, que de mantenerse una situación cambiaria activa las exportaciones crecerán en forma sostenida, “para sacar al país del retraso en el que ha caído”, pero esa posibilidad se frustrará si el gobierno piensa en cargar las mismas con retenciones o acciones similares.

En el tercer punto hace un repaso de la actividad económica del año enumerando todas las situaciones conocidas, también las dificultades de acceso a créditos, tanto para el consumidor como para la empresa, con alta tasa financiera y plazos cortos.

Inversiones

Explica que las Inversiones en el caso de las empresas del Grupo, están pensadas entre 2018 a 2023, se ha dado inicio a las mismas con el uso de los resguardos tomados para la reinversión de las utilidades, “las cuales las veíamos acompañadas con créditos de bancos nacionales, proveedores, etcétera. Al darse la situación previamente descripta, la capacidad de acompañamiento de crédito por parte de bancos nacionales es casi nula”. “Esto también nos ha puesto en la dirección de procurar ayuda externa, conocida como Compras de Equipamientos específicos a Proveedores del Exterior o ante quienes estamos recurriendo con la solicitud de que la provisión venga acompañada de crédito de largo plazo”.

“Hemos redoblado nuestro esfuerzo y hemos solicitado el máximo de colaboración hacia adentro. Hemos hecho de la austeridad una norma de vida y mucho más para administrar esta transición. Hemos puesto la administración de gastos como una materia de observación permanente y hasta hemos compartido el criterio de que se hacía imperioso suspender la tradicional cena anual con Nuestro Personal que lleva 42 años de vigencia”.

Aclara finalmente que la prioridad es mantener las cuentas de sueldos y leyes sociales al día y atender en tiempo y forma a sus Proveedores.

Dedica su último párrafo a las autoridades de nuestro país, señalando el camino de las políticas ideales para “el gran objetivo de un País Agro-Industrial Exportador, con inclusión de más mano de obra, es decir más empleo genuino”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here