Victoria.- Días atrás desde la agrupación política Progreso Cívico Vecinal, se presentó al Concejo Deliberante una nota que solicita la implementación de la ordenanza vigente 2.906, que regula la tenencia de perros. Además, desde la agrupación se sugirió la incorporación de artículos a la norma.

También la semana pasada informamos del accidente fatal de Lucas que, según un testigo que entrevistamos, habría sido provocado por el ataque de tres perros. En base a esto, el pedido (que no es nuevo) recobra nuevos bríos.

La ordenanza

La ordenanza en cuestión habla de una campaña de difusión para el conocimiento de la población de los alcances de la misma. Incluso, uno de sus artículos crea el Registro Único de Identificación Canina (RUIC).  “(…) será el DEM quien dispondrá el área de competencia que tendrá a su cargo la implementación del mismo”, especifica la norma.

Se prohíbe, a los dueños, claramente dos cuestiones en la ordenanza: que deambulen sueltos en la vía pública y espacios públicos no habilitados para tal fin, y el abandono de animales en la vía pública dentro del Ejido Municipal. En este sentido, la norma es extensa y aborda castraciones, cuidados a tener en cuenta, multas por incumplimiento de cualquiera de los artículos y demás.

Sumado a esto, adhiere a la Ley de la Provincia de Entre Ríos número 10.029, que refiere a la tenencia de animales clasificados como potencialmente peligrosos. La ordenanza fue aprobada por el legislativo local el 06 de julio de 2011.

La ley provincial

A su vez, la ley provincial citada sobre Tenencia Responsable de Perros Potencialmente Peligrosos, entre otras cuestiones, se refiere a “acreditar la contratación de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros que puedan causar los animales”. Otro punto interesante menciona: “Adoptar medidas de seguridad y prevención en el inmueble donde se aloja el perro, en el que debe haber estructuras suficientemente resistentes y de dimensiones adecuadas que impidan al perro escaparse o sobrepasar el hocico. El lugar deberá ser señalizado con la inscripción: «Perro potencialmente peligroso»”.

Actualidad

Más allá de la ordenanza, la ley provincial y los pedidos de aplicación de las mismas, los hechos indican que éstas no se cumplen en la ciudad. Actualmente figura el pedido de Progreso Cívico Vecinal, que también habían realizado el año pasado. A esto hay que sumarle que en 2019 se había aprobado una resolución que instaba al Ejecutivo al “estricto cumplimiento de la ordenanza referente a la tenencia, cuidados y responsabilidades de tenedores de canes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here