Nogoyá.- Jerónimo Garcilazo, responsable del área de Zoonosis y Vectores de la Dirección de Epidemiología de la provincia indicó que «en la provincia se registraron 225 infectados por dengue y la cifra aumenta diariamente». Es por ello, que la Secretaría de Salud de Entre Ríos, se encuentra reforzando el trabajo que realizan los municipios en cuanto a fumigación, descacharrización y concientización con los vecinos.

«Entre las localidades con mayor presencia de casos se destacan Paraná, Gualeguaychú, Concordia, Nogoyá y María Grande. Nos encontramos realizando un trabajo mancomunado con los municipios donde reforzamos los operativos de fumigación», declaró en dialogo con FM del Éxodo, donde brindo explicaciones acerca del avance viral de dengue que padece Nogoyá.

“El dengue es una enfermedad que este año anticipaba un importante avance, generalmente cada cuatro años evoluciona y se dispersa con numerosos casos” aseguró Garcilazo y confirmó que el dengue “está establecido en nuestra provincia porque el mosquito prevalece, si bien lo puede transmitir una persona que fue picada en otra región, Entre Ríos ya tiene presencia del mosquito y se cría generalmente en ciudades, no tiene hábitos rurales como por ejemplo lagunas y arroyos. Siempre necesita del humano para alimentarse”.

El funcionario remarcó que el Aedes Aegypti es un mosquito urbano, su fuente de alimento es el humano, siempre va a preferir el interior de los hogares buscando picar a las personas, por eso siempre es recomendable en el interior de las viviendas echar insecticidas, prender espirales y pastillas.

“Es importante ponerse repelente en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde, y es oportuno recordar que no se contagia de persona a persona y necesita si o si del Aedes Aegypti” señaló el responsable de zoonosis provincial y propuso que en esta cuarentena las familias realicen las limpiezas de sus hogares, “dar vuelta los recipientes que pueden acumular aguas de lluvias, o mejor si esos recipientes se pueden eliminar, no es solo cortar el pasto, lo primordial es revisar los recipientes”.

Sobre la conducta del mosquito y la transmisión de la enfermedad, Jerónimo Garcilazo explicó que una vez que el insecto pica a la persona y le transmite la enfermedad, previamente picó a otra persona, luego pasa un lapso de 7 o 10 días donde se desarrolla el virus dentro del mosquito y a través de las glándulas salivales el mosquito infecta a otra persona.” Tenemos que usar repelente al amanecer y al anochecer que son momento cuando el mosquito sale a alimentarse, es decir a picar” advirtió y sobre los síntomas detalló que el dengue comienza con fiebre, dolores musculares y detrás de los ojos y sarpullido en la piel. “No quiere decir que van a estar todos los síntomas juntos, solo se pueden presentar algunos de ellos, el dengue no tiene síntomas respiratorios, no hay tos ni dolor de garganta. No hay una vacuna para prevenirlo o curarlo, solo se indica paracetamol para bajar la fiebre y aliviar los dolores, recomendamos usar repelente cada tres horas para evitar que otro mosquito del tipo Aedes Aegypti vuelva a picar al paciente infectado” explicó.

Acerca de la transmisión de mosquito a mosquito, el funcionario contó que el virus es específico del Aedes Aegypti, es decir que si un mosquito común pica al paciente infectado, ese insecto no se convierte en portador.

“Lo importante de esto, cuando aparecen muchos casos quiere decir que el mosquito tiene muchos criaderos, con la fumigación no solucionamos todo el problema, porque no tiene poder residual. Las fumigaciones solo matan al mosquito adulto, lamentablemente no mata a la larva que está en el agua estancada, es decir que el mosquito puede seguir reproduciéndose aunque se fumigue toda la ciudad. Aquí además de la fumigación es importante la descacharrización, dar vuelta los recipientes que pueden acumular agua y mantener limpios los patios y terrenos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here