Guerrilla colombiana del ELN a favor de cese al fuego bilateral si se reanudan conversaciones de paz

0

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) está a favor de un cese al fuego bilateral para reanudar la negociación de paz con el Gobierno de Colombia, dijo el miércoles el jefe del equipo negociador del grupo rebelde, al afirmar que la organización está unida para regresar a la mesa de diálogo.

Pablo Beltrán, quien encabeza la delegación del izquierdista ELN en Cuba, dijo que él y otros miembros del equipo negociador que permanecen en La Habana desde que colapsaron las conversaciones en 2019, retornarían a Colombia en las próximas semanas si se dan las garantías de seguridad para planear su estrategia antes del reinicio de los diálogos.

Beltrán, un rebelde de voz pausada que luchó en la guerrilla marxista en combates rurales y urbanos en Colombia, dijo que un anterior cese al fuego bilateral de más de 100 días en 2017 fue «positivo» y debe «repetirse».

«En este momento no estamos en un plano ofensivo», afirmó a Reuters en una entrevista en las afueras de La Habana.

«Si usted mira, es una actitud positiva, constructiva, para decirle al Gobierno, esperamos que reanudemos la mesa. Esa es la actitud del ELN», aseguró. El jefe del grupo rebelde dijo también que las negociaciones con el Gobierno podrían reanudarse en «en unas pocas semanas».

La elección como presidente del izquierdista Gustavo Petro, quien perteneció a la desmovilizada guerrilla del M-19, ayudó a abrir la puerta para la reanudación de los diálogos de paz en el país sudamericano.

Petro anunció su intención de buscar «una paz total» para poner fin a un violento conflicto armado de casi seis décadas que ha dejado unos 450.000 muertos e implementar un acuerdo firmado en 2016 con la antigua guerrilla de las FARC.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el martes que servirá como garante en las negociaciones y Beltrán aseguró que el mandatario de la nación petrolera es una pieza clave al facilitar que los negociadores del ELN puedan reunirse con otros líderes rebeldes que aún operan en Colombia y a lo largo de la frontera con Venezuela.

El grupo rebelde, fundado en 1964 y al que pertenecieron sacerdotes católicos radicales, es considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here