Greenpeace: «Sin ley de delitos forestales, los incendios se agravarán año a año”

0
Incendios fuera de control en la Patagonia. Greenpeace reclamó recursos económicos y humanos para el efectivo combate al fuego, la restauración de los bosques nativos destruidos y que se cataloguen como delito penal a los incendios forestales como así también los desmontes.

Greenpeace reclamó recursos económicos y humanos para el efectivo combate al fuego, la restauración de los bosques nativos destruidos y que se cataloguen como delito penal a los incendios forestales como así también los desmontes.

Los incendios tienen lugar recurrentemente, por causas naturales, accidentales, o iniciados en forma intencional, y se están agravando por el cambio climático. En cada temporada seca se vuelve más crítica la situación de los bosques nativos. Las altas temperaturas, la sequía, el viento y el material combustible de vegetación acumulado, confluyeron este año para generar esta catástrofe que hoy afecta a una de las zonas más prístinas de la Patagonia, además de Misiones y Entre Ríos, donde las llamas parecen haber sido controladas

«Por otra parte, las plantaciones de pinos, altamente inflamables, representan un enorme riesgo, son un verdadero polvorín. Con el incendio, se pierde la flora y fauna nativa, pero en el caso de las coníferas, sus renovales se benefician del fuego para diseminar sus semillas, teniendo un crecimiento inicial mucho más acelerado, ahogando la flora nativa. Quedan entonces, en esos sitios, espesos mantos de coníferas donde no habitan aves y animales autóctonos, suelos acidificados y baja del nivel freático debido al excesivo consumo de agua de estas especies», explicó Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques de Greenpeace.

Incendios fuera de control en la Patagonia. Greenpeace reclamó recursos económicos y humanos para el efectivo combate al fuego, la restauración de los bosques nativos destruidos y que se cataloguen como delito penal a los incendios forestales como así también los desmontes.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, a la fecha son cuatro las provincias que cuentan con focos activos; Río Negro, Chubut, Neuquén y Santa Fe.

Los bosques están siendo diezmados por los desmontes y los incendios, ya sea por causas naturales o provocadas, y en esta época, agravados por las sequías que se acentúan por el cambio climático.

“Un verdadero ecocidio se desata sin dar tiempo de resiliencia a la región; especies como coihues, cipreses, radales y maitenes, todos arrasados por las llamas. Las multas no son suficientes para desalentar los incendios intencionales. Los gobiernos provinciales y nacional deben poner todos los recursos disponibles, fondos, infraestructura, para controlar el fuego, investigar las causas de tantos focos simultáneos y asegurar su regeneración” dijo Cruz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here