Foto de archivo del logo de Google en su oficina en Zurich, Suiza. Diciembre, 2018. REUTERS/Arnd Wiegmann

Santiago de Chile (Reuters)- La iniciativa de Google para tender un cable submarino que une América Latina con California culminó este martes 23 de abril con la llegada de la red a un puerto chileno, parte del esfuerzo de la gigante de internet para procesar gran cantidad de información.

Bautizado “Curie”, el cable une dos puntos a 10.000 kilómetros de distancia bajo las aguas del océano Pacífico entre la costa estadounidense y el puerto chileno de Valparaíso.

El tendido se sumará “a Tannat, cable que conecta a la costa atlántica de la región con Estados Unidos y que, juntos, integran la red que Google ha instalado en todo el mundo”, dijo la empresa en un comunicado en su sitio web en español.

La ministra chilena de Transporte y Telecomunicaciones Gloria Hutt, que estuvo en el momento de la llegada de la red a Chile, dijo que “la habilitación de esta gran infraestructura brindará ventajas y oportunidades para millones de usuarios en internet”.

Curie forma parte de una inversión global por parte de Google por 47.000 millones de dólares entre 2016 y 2018, entre centros de datos y este tipo de cables; siendo uno de los 13 cables desplegados por la firma.

Cabe agregar que Google ya posee un centro de datos en la capital chilena; y que la llegada de Curie ocurre en momentos en que Chile trabaja en desplegar una red de fibra óptica para comunicar todo el país, a la vez que avanza en otro plan para instalar un tendido submarino con Asia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here