Gimena, la pasista que conoceremos cuando salga Batuque

0

Victoria.- Días atrás anticipamos el evento que esta histórica formación liderada por Christian Hernández llevaría adelante en la sede de la Agrupación Cultural, que tras una selección virtual previa, había puesto en concurso a doce jóvenes bailarinas, entre ellas cuatro entrerrianas.

Finalmente la elegida fue Gimena Pécora (33) oriunda de Buenos Aires, quien valoró el nivel de competencia y participación y habló de esta etapa como una gran oportunidad. La relación con Batuque, en adelante, seguirá siendo a distancia, enviándosele los pasos que deberá ensayar, y será presencial el día que la comparsa salga a lucirse en los circuitos del carnaval.

En las últimas horas después de conocerse la noticia, Gimena recibió varios llamados de radios y demás medios de Gualeguaychú, aclaró que no ha sido pasista, pero sí ha participado dentro de la comparsa O’ Bahía. “En el último año estuve en el ballet de batucadas, antes de la pasista”.

Significó para Gimena, según sus propias palabras, una gran posibilidad la audición que brindó Batuque, sumando a participantes como ella que viene del teatro y la comedia musical. Dijo que esta instancia es común en esas disciplinas, pero en el carnaval, “generalmente las pasistas provienen del mismo lugar donde el carnaval es una gran tradición, como es el caso de Entre Ríos y/o Corrientes, y es muy difícil lograrlo desde Capital, por ejemplo, donde el corso está más ligado a la murga y es totalmente distinto”.

Preparación y estudios

Gimena empezó en la danza clásica desde pequeña, tomó clases de jazz y contemporáneo en UNA (Universidad Nacional del Arte) e hizo la carrera en Composición Coreográfica en Comedia Musical, “Después seguí un terciario en la Fundación El Centro, que supo ser la Escuela de Reina Reech, que tras su división pasó a llamarse así”. Además, cursó el profesorado de Danzas árabes, y al iniciar con la comedia musical una amiga la invitó a bailar al carnaval de Gualeguaychú, “Fue así que comencé en el corsódromo y me enamoré de esta expresión, luego tomé clases con Emilce Parga, supe más sobre el samba no pé, asistí a clases con gente de Río (Brasil), y ahora está este desafío de poder bailar con una batucada, y por suerte el Batuque hizo posible con esta competencia”.

— ¿Qué referencias tenías más allá de Batuque sobre el carnaval en Victoria?

— “Nunca participé, pero me contaban los chicos que tenga en cuenta lo diferente que es respecto del que conocí en Gualeguaychú, por el contacto y el vínculo que se propicia con la gente. En realidad, en sus inicios, aquel fue así también, pero no me molesta y considero que con cada experiencia se tiene un aprendizaje y de cada lugar uno se lleva su magia mientras participa de esa apropiación cultural”.

Pécora dicta clases en un colegio (siempre vinculadas a su formación) y también de iniciación a la danza, además de repartir su tiempo entre talleres, dos Institutos uno para niños y otro para adultos, además de impartir clases de entrenamiento al aire libre, por este contexto de pandemia, “Pero no tengo inconvenientes de horario para organizarme con los chicos cuando me precisen, afortunadamente mi trabajo está muy relacionado con esta pasión”.

— ¿Cómo fue para vos el año de pandemia sin carnaval?

— “Fue difícil y triste, además nunca fueron demasiado claros. Quizás si hubiera sido un ‘no’ rotundo habría sido mejor, pero se dijo hasta último momento que tal vez las cinco comparsas salían, o algo se hacía, y esa expectación no estuvo del todo bien. No solamente por los que bailamos, o tocan en el carnaval, los clubes y comparsas, sino también por aquellos que esperan ese momento de alegría, que tanto se necesita en nuestro país”.

Y añadió: “Quiero pensar que esta año no será igual, que se hará con restricciones pero se llevará adelante, porque necesitamos esa ‘buena vibra’, es importante poder seguir haciendo algo, y por ello es importante lo que llevó adelante el Batuque, a pesar de la Pandemia. De por sí cuesta muchísimo lograr algo en el ambiente artístico, amén de que no está considerada como una actividad esencial, y de hecho son de las primeras expresiones que se cierran”.

La entrevistada dijo que miró detenidamente cada participante, para conocer técnicas y demás particularidades de cada una de las doce aspirantes que intervinieron en la competencia por el lugar de pasista de batuque, “Cada una tenía algo que me encantó, la verdad el nivel fue muy bueno, quizás hubo participantes de Victoria muy jóvenes, y que esa edad influye al momento de estar frente a un jurado, pero en general todas estuvieron muy bien, nos dimos ánimo entre todas, si bien todos tenemos cosas que mejorar, fue una competencia muy pareja”.

Lo que se viene

“Esta convocatoria era para integrar la formación en eventos que puedan llegar a presentarse, aunque en este contexto de restricciones se complica. Y está como premisa poder estar en Gualeguay para el concurso nacional de batucadas, que es en octubre. Las ansias por empezar me ganan, pero si todo sigue en pie con este calendario, seguiremos ensayando cortes y coreografías para saber cómo evoluciona el panorama sanitario”, concluyó Gimena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here