Crespo- En la sesión del Concejo Deliberante, el pasado martes 12 de mayo, ingresó una carta del historiador Orlando Britos, con copia al intendente arq. Darío Schneider, solicitando que se imponga a una calle pública de Crespo el nombre de Pablo Diana. El objetivo es perpetuar el reconocimiento y homenaje de la comunidad a un hombre “considerado entre los fundadores del incipiente pueblo, que se fue construyendo alrededor de la estación del km. 52, de la red ferroviaria que se extendió desde Paraná a Concepción del Uruguay”.

La iniciativa de Britos tiene el respaldo de cartas de la profesora Amelia Abasto quien coordinó el libro oficial con motivo del centenario de nuestra ciudad, y del director de Paralelo 32, Luis Jacobi.

Quién fue Pablo Diana

Entre los antecedentes que señala el escrito sobre la vida de Diana, un joven italiano que llegó desde Raffadalli-Agrigento, de su Sicilia natal, en 1887, se explica que se afincó en Paraná donde construye la primera Fonda Diana en una propiedad que hasta hoy existe en la esquina de calle 9 de Julio y Feliciano.

“Al año siguiente –precisa la nota- avizora la Estación aún sin nombre, identificada por Km. 52, como de radicación posible, y dos años después construye el primer caserío, su casa y la Fonda Diana en las inmediaciones de la Estación del Ferrocarril”. De este modo se constituye en uno de los primeros empresarios, con un proyecto definido y seriamente planificado, de instalar primero su Fonda y luego empezar a construir lo que la historia conoció como el primer hotel de Crespo, el Hotel Diana. Tenía diez habitaciones, amplio salón, galerías, patio y playa para los carruajes, siendo durante mucho tiempo (casi 20 años después se instaló el Hotel de don Eugenio Dorato), el más importante de Crespo, de los pueblos circunvecinos.

“A lo largo de su historia –detalla Britos- nos sería imposible registrar la cantidad de almuerzos, cenas, banquetes de recepción a obispos, funcionarios provinciales, etc. que se llevaron a cabo en su salón”.

El historiador agrega que Pablo Diana junto a Quírico Gignone fueron los pilares fundamentales en la creación de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Príncipe Umberto”. Gignone puso el terreno, y Diana donó todos los materiales de construcción y pagó la mano de obra de lo que fue la primera institución de Crespo.

Su descendencia

El hotel de Pablo Diana, casado con doña Teresa Fornero siguió funcionando después de su muerte, el 21 de febrero de 1955, a los 92 años, dirigido por su hija Carmen Diana. “Carmen Diana –precisa la nota- se casa con Bernardo Motta, quienes dan a Crespo dos hijos. Allá por el año 1918, nace José Pablo Motta (Pepe- conocido como importante jugador de River Plate de Crespo, de Sarmiento y de Cultural. Además, su gestión como último jefe de Obras Sanitarias de la Nación, le brindó la oportunidad de ayudar y facilitar trámites a los pobladores). En el año 1919 nace Teresa Bernardina Motta. José Pablo Motta Diana se casa con Margarita María Deppen Fritz, padres de Héctor José Bernardo Motta (1944) y Juan Carlos Motta (1948, fallecido), empresarios ampliamente reconocidos, no solo en Crespo y en la provincia, sino también en la Argentina y el mundo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here