Se prevé que la economía global se reduzca en un 3% durante 2020 en un sorprendente colapso de la actividad impulsado por el coronavirus, que marcará la mayor desaceleración desde la Gran Depresión de la década de 1930, dijo el martes el Fondo Monetario Internacional.

El FMI, en su «Perspectiva de la economía mundial de 2020», predijo un repunte parcial en 2021, con la economía mundial creciendo a una tasa del 5,8%, pero dijo que sus pronósticos estaban marcados por la «incertidumbre extrema» y que los resultados podrían ser mucho peores, dependiendo de curso de la pandemia.

«Esta recuperación en 2021 es solo parcial, ya que se prevé que el nivel de actividad económica se mantenga por debajo del nivel que habíamos proyectado para 2021, antes de que llegara el virus», dijo la economista jefa del FMI, Gita Gopinath.

Según el mejor escenario del Fondo, es probable que el mundo pierda una producción acumulada de 9 billones de dólares en dos años, mayor que el PIB combinado de Alemania y Japón, agregó.

En su pronóstico más reciente, el FMI espera contracciones económicas este año del 5,9% en Estados Unidos, del 7,5% en los 19 países europeos que comparten el euro, del 5,2% en Japón y del 6,5% en el Reino Unido. Se espera que China, donde se originó la pandemia, logre un crecimiento de 1,2% este año. La segunda economía más grande del mundo, que prácticamente se detuvo, comenzó a reactivarse mucho antes que otros países.

Economías latinoamericanas

Las economías latinoamericanas, que aún están experimentando crecientes brotes de coronavirus, verán una contracción del 5,2% según las predicciones del FMI.

El Fondo pidió que las líneas de swap (como se conoce el intercambio de divisas entre bancos) se extiendan a más países de mercados emergentes que enfrentan un doble problema de actividad bloqueada y condiciones financieras más estrictas, debido a una salida masiva de fondos a activos de refugio como los bonos del Tesoro de EE.UU. Agregó que algunos países pueden necesitar recurrir a límites temporales en las salidas de capital.

Las previsiones del FMI suponen que los brotes del nuevo coronavirus alcanzarán su punto máximo en la mayoría de los países durante el segundo trimestre y se desvanecerán en la segunda mitad del año, con el cierre de negocios y otras medidas de contención que se desenrollarán gradualmente.

Una pandemia más larga que dure hasta el tercer trimestre podría causar una contracción adicional del 3% en 2020 y una recuperación más lenta en 2021, debido a los efectos «cicatrizantes» de las bancarrotas y el desempleo prolongado.

Un segundo brote en 2021 que obligue a más cierres podría causar una reducción de 5 a 8 puntos porcentuales en el pronóstico de referencia del producto interno bruto mundial para el próximo año, manteniendo al mundo en recesión por segundo año consecutivo.

«Es muy probable que este año la economía mundial experimente su peor recesión desde la Gran Depresión, superando lo visto durante la crisis financiera mundial hace una década», dijo el FMI en su informe. «Se proyecta que el gran cierre, como se podría llamar, reducirá drásticamente el crecimiento global».

Las nuevas previsiones proporcionan un sombrío telón de fondo para las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial, que se realizarán por videoconferencia esta semana para evitar contribuir a la propagación del virus. Las reuniones normalmente atraen a 10.000 personas a un área abarrotada de dos cuadras del centro de Washington.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here