Nogoyá (Por Mirko Reunoso).- Luego de haber pasado prácticamente un mes de la última conferencia de prensa del COES acerca del coronavirus, desde la dirección del hospital San Blas comenzaron a tener presencia mediática ante el incesante reclamo de la ciudadanía por información oficial.

Para la prensa, los últimos veinte días se habían convertido un desafío para conseguir información oficial acerca de los casos de dengue. Tuvo que llegar personal de epidemiología de la provincia para tener real dimensión del avance del virus.

Ahora, según pudo saber Paralelo 32, el Ministerio de Salud de la provincia envió personal desde la capital entrerriana para brindar ayuda en la parte de comunicación al nosocomio y evitar errores groseros en la manera de comunicar hechos y sucesos vinculados a casos sospechosos de coronavirus.

El cambió se notó y mucho. Desde el lunes, todos los medios de la ciudad reciben un parte de noticias del nosocomio, brindan información acerca del funcionamiento de las áreas principales en esta pandemia y el director Javier Ascúa respondió preguntas mediante una conferencia que fue grabada en vídeo.

Ahora, los medios de la región estamos en condiciones de informar, mediante lo manifestado por Ascúa, que el Hospital San Blás “ha realizado las adaptaciones correspondientes, adecuando los consultorios de clínica médica, la atención en guardia central y la atención diferenciada de pacientes con problemas respiratorios y febriles”.

Además el funcionario contó que se diagramó un área de circulación de estos pacientes con una atención diferenciada y luego la derivación a un segundo consultorio por si se tratara de un caso sospechoso o no de Covid-19.

“En este marco venimos trabajando hace un mes, junto al neumonólogo Dr. Francisco Rodriguez que es el otro referente epidemiológico del departamento Nogoyá y al COES de la ciudad encabezado por el intendente e integrado por los legisladores, defensa civil, bomberos y policía, como así también con los efectores privados” aseguró Ascúa, aclarando que la policía se encargó de hacer el seguimiento y garantizar la cuarentena y aislamiento de aquellas personas que llegaron de zonas endémicas, para contener los posibles contagios. “Afortunadamente aquí no somos zona de circulación, estamos mirando de manera minuciosa el transporte que sale e ingresa a la ciudad desde zonas endémicas, para poder hacer un seguimiento clínico de choferes” advirtió.

En cuanto al equipamiento con el que cuenta el Hospital San Blás, su director detalló que cuenta con diversos aparatos para el diagnostico por imágenes, “tenemos la sala de rayos y un equipo de rayos portátil que está funcionando ahora en esos consultorios diferenciados. Tenemos dos ecógrafos, con las medidas de seguridad necesarias para realizar estudios en aéreas de posible aislamiento” dijo el director y agregó que el personal del efector de salud está recibiendo permanente capacitación desde la provincia para el tratamiento de pacientes sospechosos, desde la atención médica, el correcto uso de elementos de bio seguridad y sobre todo garantizar la higiene y seguridad del protocolo.

“Algo que creo es importante”, dijo Ascúa, “es la coordinación con efectores privados en este marco de avance de la pandemia, coordinamos la realización de tomografías para que nos ayuden en el diagnostico de pacientes con estado sospechoso de Covid-19”.

En caso de detectar un caso sospechoso, desde el Hospital San Blás explicaron que lo primero que se hace es aislar al paciente y realizar un seguimiento médico sobre él durante 72 horas y si los síntomas persisten se hace el hisopado. “Ahora sabemos que ayuda mucho la realización de una tomografía, lo hemos utilizado y nos permitió descartar cuadros sospechosos” aseguró el director.

“Hoy estamos bien respecto a indumentaria de seguridad, en un principio nos encontramos con el problema de proveedores que se vieron sobrepasados y dificultados en garantizar stock. Por suerte esto cambió en los últimos quince días, hoy podemos decir que la mayor dificultad para conseguir son los barbijos quirúrgicos, pero en términos generales estamos con un stock que nos permite trabajar de manera correcta.

Sobre la atención diferenciada y el pedido de una estadística respecto a pacientes con problemas respiratorios, Ascúa mencionó que aquellos pacientes con cuadros respiratorios son seguidos y puestos en planilla por los doctores Francisco Rodriguez y Sergio Canova que es el cardiólogo, “la atención de los pacientes diferenciada de casos sospechosos, se termina definiendo y derivando la atención con estos profesionales”.

En la conferencia, se le consultó al funcionario sobre la cantidad de elementos de protección en bio seguridad, y contó que la provincia viene asegurando un stock desde principios de febrero de dichos elementos, “ahora en esta etapa de contención y llegado el momento de una posible etapa de circulación local del virus, tenemos garantizado el abastecimiento de estos elementos”.

En cuanto a la atención del nosocomio por fuera de la pandemia, el director explicó que todos los servicios funcionan con atención restringida, dando recetas para pacientes crónicos desde clínica médica, como fue establecido en un protocolo provincial asegurando la medicación por al menos tres meses para evitar la concurrencia de ese paciente al nosocomio.

En pediatría se hace atención de niños enfermos y la atención de controles de niños menores de dos años, se desdobla y se realiza en el CIC y en los Centros de Salud Municipales.  El servicio de cirugía está suspendido en cuanto a cirugías programadas, solo se realizan intervenciones de urgencias.

“Con el peor de los escenarios posibles, la ciudad de Nogoyá podría tener 20 pacientes internados. El hospital tiene seis camas disponibles en aislamiento total y en caso de que se vea superada esa capacidad, en una segunda etapa, podemos afectar 23 camas del sector de clínica médica.

Sumado a ello y si en una tercera etapa la situación continúa siendo crítica, también afectaríamos las camas del servicio de cirugía de esta manera garantizamos una plaza de 35 camas, cubriendo el peor escenario proyectado para la ciudad de Nogoyá” explicó Ascúa al ser consultado sobre la capacidad de atención del efector en caso de situación extrema.

Finalmente habló sobre la cabina

La polémica en los últimos días había girado en torno a una cabina de desinfección que se había instalado en el ingreso del Hospital San Blás y la falta de detalles sobre su funcionamiento. De manera breve, Javier Ascúa hizo referencia  a lo mencionado y aseguró que “la instalación de esa cabina, apunta a brindar un medio más que ayude a las medidas de prevención del hospital. Hemos delimitado el acceso al nosocomio por un solo lugar y allí pusimos la cabina para que todo aquel que ingrese pase por el proceso de desinfección del artefacto” dijo y aclaró que el químico que se utiliza es hipoclorito al 1%, “y no tiene efectos contraproducentes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here