Hasenkamp (Paralelo 32).- Personal de la Policía de Entre ríos, a través de diversas dependencias, entre ellas la División Homicidios y Personal de Comisaría Hasenkamp, llevaron adelante en forma conjunta una serie de procedimientos en el marco de una investigación por un hecho ocurrido el sábado 30 de mayo, por el supuesto delito de lesiones contra un hombre en primera instancia, produciéndose luego su deceso.

Como resultado de estos procedimientos se obtuvo la detención de un hasenkampense que quedó a disposición de la Fiscalía Interviniente para sus cometidos y el secuestro de un automóvil Chevrolet Corsa.

Paralelamente y dando cumplimiento al exhorto emanado por la misma autoridad judicial, personal de la División Investigaciones, dependiente de la Jefatura de Policía Departamental Concordia, en el marco de la misma causa, allanó una vivienda en Puerto Yeruá, deteniendo a otro hombre oriundo de Hasenkamp pero que reside en esa localidad, quien también quedó a disposición de la Fiscalía. Secuestraron allí un Volkswagen Vento.

Los detenidos y elementos fueron puestos a disposición de la Fiscalía que lleva adelante la investigación. Ante la consulta de Paralelo 32, el Jefe de Comisaría, Sergio Aguiar, a raíz de algunos escritos que comenzaron a circular, pidió cautela en las publicaciones, teniendo en cuenta que todo aún es materia de investigación.

La historia

A grandes rasgos, se plantea que una discusión que se inició en medio de un juego de cartas en la cantina de un club local, derivó en que, al retirarse, la víctima, de apellido Monzón, fuera perseguida por los acusados en sus respectivos autos, quienes lo habrían chocado, generándole múltiples golpes, lesiones y una importante fractura en la clavícula.

En la asistencia médica fue estabilizado, por lo que se le dio el alta tras estar internado varios días. Pero finalmente, algunos días después, falleció. Para sus familiares, la muerte estuvo siempre relacionada con el incidente en el bar y los golpes y lesiones que padeció por el choque intencional. Eso es lo que ahora la Justicia tendrá que dilucidar.

Los parientes de Monzón recurrieron a la Dirección de Investigaciones para pedir asistencia, y en esa instancia el titular Fabio Jurajuría destinó personal de Homicidios a trabajar en la hipótesis de los allegados del hombre de Hasenkamp. De esa manera, recolectaron información que llevó a que el fiscal Ignacio Aramberri tomara una serie de medidas judiciales que terminaron este jueves 30 de julio, con la detención de los dos hermanos, de apellido Gauna, según se indicó.

Los familiares creen que se estaría frente a un homicidio, pero las autoridades judiciales necesitan los elementos probatorios para confirmar esa idea. Por otro lado, las pericias van a apuntalar si esta investigación termina siendo una muerte violenta o culposa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here