Familia Gil: Realizaron una excavación y está prevista otra para próximos días

0

Una vez más, la historia que mantiene en vilo a gran parte del país desarrolló un capitulo que viene a engrosar los expedientes judiciales sin brindar respuestas. Es que el pasado lunes, se comenzó una nueva excavación en la Estancia La Candelaria, en Crucesitas Séptima, donde prestaba labores la familia Gil, integrada por un matrimonio y cuatro niños que desapareció de la faz de la tierra en el mes de enero de 2002.

Un testigo y un vidente coincidieron en su relato, lo que llevó al Juzgado de Instrucción y Garantías ordenar una nueva excavación en el establecimiento rural con la colaboración del Equipo Argentino de Antropología Forense. Lamentablemente, el procedimiento arrojó resultados negativos.

Se pudo saber que maquinaria vial del gobierno provincial prestó colaboración para el movimiento de suelo que fue presenciado por Delia, mamá de Margarita Gallegos, la esposa de Mencho y madre de los cuatro niños desaparecidos.

Delia que ya no tiene esperanzas de encontrar vivos a su hija, su yerno y sus nietos, no se cansa de buscar respuestas y saber qué pasó con su familia.

 “Los mató Goette, el dueño del campo, y como tenía la conciencia sucia se mató años después, quiero que los que saben me digan que hicieron con mi hija y nietos” dijo Delia en medios provinciales.

Ahora el juez de instrucción Gustavo Acosta ordenó el último rastrillaje y excavación por el testimonio de un vecino que confesó haber realizado un pozo por pedido de Goette en un campo aledaño a La Candelaria en una fecha cercana a la que desapareció la familia.
Un nuevo dato se sumó a la causa en los últimos días. En el expediente que obra en los tribunales de Nogoyá, ahora se sumó el relato de una persona que asegura que en el año 2001 estuvo con Mencho Gill y Alfonso Goette, dueño de la estancia en circunstancias en que estos realizaban un pozo, lo que le resultó llamativo por la zona en donde estaban realizándolo.

A las autoridades judiciales, el testigo afirmó que no encontraba sentido a esa tarea que estaban realizando, ya que no cumpliría función alguna un pozo de esas características.

Ese relato llevó a realizar el rastrillaje para marcar el lugar, si bien se supo que el testimonio estaba en la causa desde hace muchos años, nunca se pidió ratificar el mismo.

Ese punto preciso será examinado por la justicia en próximos días, si las condiciones climáticas lo permiten.

De esta manera, la causa sumará una nueva excavación para intentar encontrar restos óseos que den por cierta la versión de que Goette asesinó a la familia completa y la enterró en el campo, tal como se comenta desde el inicio de la causa, pero hasta ahora no se ha podido afirmar.

Cabe recordar que el dueño de La Candelaria, Alfonso Goette falleció en el año 2016 en un accidente automovilístico en la zona de Viale cuando tenía 70 años. Tras su fallecimiento, muchos testimonios se sumaron a la causa manifestando que antes no habían hablado por temor a represalias de Goette. Con este panorama, la familia de Margarita pide a personas que sepan o puedan aportar algo a la causa, lo hagan sin miedos, para intentar saber la verdad sobre el destino de la familia de seis integrantes que hasta el momento, nada se sabe. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here