En WhatsApp circula una cadena viral titulada en mayúsculas “Atención País” en la que se afirma que hubo una modificación del Senado a la Ley de Educación Nacional, por la que “no se podrá usar las palabras papá y mamá en las escuelas de toda la Argentina”, porque ambos términos son “discriminatorios”.

Publicación y desmentida

En la publicación se cita al sitio Notivida y fue replicado por medios radiales y digitales del país. Además, la cadena señala: “La perversa autora de este proyecto de ley es la senadora Sigrid E. Kunath (FpV, kirchnerista, de la Provincia de E. Ríos), Feminista, Abortista y Pro LGTB y todos los senadores que levantaron la mano para aprobar esto sin ni siquiera discutirlo” (sic).

El senador Federico Pinedo (PRO), presidente provisional del Senado y uno de los legisladores que votó en contra del proyecto de aborto legal en 2018, desmintió esta cadena en un tuit: “Circula un texto que dice que el Senado prohibió decir ‘papá’ o ‘mamá’ en la escuela. Eso es falso”, señaló. Además, agregó: “Lo que dice la ley de educación (que efectivamente fue reformada en el Senado por un proyecto de Kunath) es que no se puede enseñar con estereotipos que fomenten la desigualdad y la violencia. Eso no tiene nada que ver con ‘mamá’ ni con ‘papá’, evidentemente”. Además, el proyecto aún debe pasar por la Cámara de Diputados.

¿Por qué es falsa la información?

El artículo 92 de la Ley de Educación Nacional hace referencia a “los contenidos curriculares comunes a todas las jurisdicciones” que adhieren a la norma.

Según Infobae, el inciso f, al que hace referencia el mensaje viral, se refiere a “los contenidos y enfoques que contribuyan a generar relaciones basadas en la igualdad, la solidaridad y el respeto entre los sexos, en concordancia con la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, con rango constitucional, y las leyes Nº24.632 y Nº26.171”.

De hecho, agregamos, prohibir las palabras papá y mamá significaría discriminar o no respetar los derechos de quienes desean vivir bajo el paradigma de la familia tradicional.

Tras la media sanción en el Senado el último 17 de julio, el artículo f quedó redactado así: Formarán parte de los contenidos curriculares comunes a todas las jurisdicciones “los contenidos y enfoques que contribuyan a generar relaciones basadas en la igualdad, la solidaridad y el respeto entre las personas, sin distinción de su sexo y género y a erradicar los estereotipos que histórica y socialmente legitiman la desigualdad y el uso de la violencia entre ellos”.

De estos conceptos podría interpretarse la inconveniencia de utilizar los términos papá y mamá en una sociedad con muchos niños pertenecientes a hogares con una conformación distinta, pero esta conclusión pertenece al mundo de la libre interpretación.

En Francia sí

Es en Francia donde se está tratando una ley que propone que en las escuelas deje de usarse el “mamá” y “papa” para referirse a los progenitores de los niños debido a que esto puede ofender a aquellos niños con padres del mismo sexo. La ley propone que a partir de este momento se utilicen las palabras “padre 1” y “padre 2”. Un disparate que se halla en discusión entre los galeses.

Caída de inversión en niñez

Mientras se viraliza información falsa sobre la nomenclatura para ‘mamá’ y ‘papá’, pasa casi desapercibido un informe verdadero y realmente preocupante de un organismo serio. Se acaba de publicar el informe de Unicef Argentina “La inversión social en niñez y adolescencia en Argentina: 2001-2017”, donde se constata que a partir del cambio de gobierno, en 2015 hubo una preocupante caída en la inversión para ese sector vulnerable de nuestra sociedad.

Medido a valores constantes, se registra que el gasto público social consolidado entre Nación y Provincias dirigido a la niñez durante los 12 años de los gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015, fue en promedio del 33,99%. En los dos primeros de la gestión actual, el gasto cayó 6,9%, para situarse en el 27%.

Aunque faltan datos de 2018 y 2019, la crisis acelerada el año pasado y el ajuste de cuentas públicas no permiten esperar mejora en las cifras. En tanto, Unicef Argentina, desde su cuenta de Twitter, señala: “En momentos de desaceleración económica es indispensable proteger y ampliar la inversión social en niñez y adolescencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here