FaceApp ha explotado en redes sociales gracias a los miles de usuarios que comparten sus fotografías modificadas. Una revisión a las políticas de privacidad y a las condiciones de servicio ha dejado al descubierto que esta aplicación recolecta más datos de lo debido, y tal vez lo peor, que entregas los derechos completos de las fotos de tu cara para que puedan hacer con ella lo que deseen.

Ante la preocupación de muchos, FaceApp ha intentado aclarar la situación con una postura oficial compartida a TechCrunch, que amplía la información, pero sigue siendo ambigua en algunos puntos.

¿Cuántas fotos sube FaceApp a sus servidores?

Una de las principales preocupaciones es que FaceApp tiene acceso al carrete de fotos y algunos han descubierto que comienza a cargar todas las imágenes al servidor.

La compañía dice que el procesamiento de estas se realiza en la nube y que nunca subirán otras fotografías, solo las que haya seleccionado el usuario.

“Nos gustaría comentar una de las preocupaciones más comunes: todas las imágenes de la galería se cargan en nuestros servidores después que un usuario concede acceso a las fotos. No hacemos eso. Subimos solo una foto seleccionada para editar. Esto puede verificarse rápidamente con cualquier herramienta de detección de redes disponible en internet”.

Cuando cargas una foto para editar, esta se hospeda en el servidor de FaceApp. La empresa revela lo hace “por rendimiento y tráfico” ya que quieren asegurarse de que las personas no suben la misma foto para editar cada operación.

“La mayoría de las imágenes se eliminan de nuestros servidores dentro de las 48 horas posteriores a la fecha de carga”.

Al referirse a “la mayoría” no queda claro cuáles imágenes podrían permanecer en el servidor y por cuánto tiempo. La compañía acepta peticiones para eliminar todo el contenido, sin embargo, su equipo de soporte “se encuentra sobrecargado en este momento, aunque estas solicitudes tienen prioridad”.

FaceApp declara que no tienen acceso a ningún dato que pueda identificar a una persona, ya que todas las funciones de la aplicación están disponibles sin necesidad de registrarse o iniciar sesión. Como resultado “el 99% de los usuarios no se registra”.

Por último, la postura oficial comenta que, si bien el equipo de desarrollo se encuentra en Rusia, los datos del usuario no se transfieren a ese país. En la política de privacidad se especifica que la información se almacena en servidores de Estados Unidos, aunque se advierte que es posible que en algún momento se transfiera la información a otro lugar.

FaceApp: más preguntas que respuestas

A pesar de aclarar los puntos anteriores, FaceApp no garantiza que tus datos estén seguros a futuro. Las fotografías de tu rostro podrían terminar en un país en donde las leyes que rigen la recopilación y uso de datos no sean las mismas que Europa o la región en donde te encuentres.

Tu información tampoco estaría libres de venderse a terceros, ya que si bien no lo hacen ahora, la política de privacidad — todavía sin actualizarse — sigue diciendo que en caso de que FaceApp sea comprada o disuelta, las fotos y cualquier otra información recopilada a través del servicio puede estar entre los artículos vendidos o transferidos.

A eso agregamos que estamos otorgando derechos de explotación completos de nuestras fotos de manera perpetua. FaceApp puede parecer una aplicación divertida y muchos querrán subirse a la moda de modificar sus fotos. Antes de hacerlo debes estar consciente de los riesgos que esto implica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here