Estrategias simples para épocas de crisis (2ª parte)

0
Fabian Zorzabal
Últimas entradas de Fabian Zorzabal (ver todo)

En la primera parte anticipé que voy a mostrar con un ejemplo concreto como en estas épocas tan complejas inflacionarias, es posible obtener algún pequeño beneficio utilizando ciertas herramientas. En este caso vamos a analizar la compra de un Smart Led TV de 50” 4K cuyo precio es de 120.000 pesos.

Supongamos que ya contamos con ese dinero y lo tenemos depositado en nuestra cuenta bancaria, y que también tenemos nuestra tarjeta de débito y otra de crédito. Nuestra primera opción es pagar el TV en efectivo o con débito. Una vez más decimos que esta es la peor opción, a menos que el comercio nos haga una bonificación por esta forma de pago. Entonces, analicemos pagarlo con tarjeta de crédito y colocar el dinero disponible a plazo fijo para obtener una rentabilidad.

Lo primero que debemos hacer es elegir la fecha de cierre de la tarjeta. Si es el 26/11/22 haremos la compra el día 28, para pagar ese consumo dentro de 40 días aproximadamente. Ese margen financiero nos permitirá colocar esos 120 mil pesos -que ya tenemos disponible en el banco- a plazo fijo por 40 días- siendo la TNA (Tasa nominal anual) del 75%, el interés será de:

 75 (TNA) / 360 (días del año para cálculo de PF) * 40 (días que se mantendrá la inversión en PF) = Porcentaje de rentabilidad. Entonces 75/360*40 = 8.33 %

Es decir que, vencido el plazo de pago de tarjeta, retiraremos el plazo fijo con un beneficio del 8,33%, que representa 9.996 pesos.

Es decir que en ese período y sólo por haber tomado la decisión correcta ganamos esos intereses. O bien, también podemos decir que, en realidad, haciendo esta pequeña y simple estrategia, el TV no nos salió 120.000 pesos sino 110.004 pesos. (120.000 – 9.996).

En este ejemplo solo hemos comparado la posibilidad de comprar en efectivo o utilizando tarjeta de crédito en 1 pago, para no pagar intereses de financiación. Ahora bien, si se da el caso de que además se puede comprar al mismo precio, pero en 6 cuotas sin interés, la diferencia sería mucho mayor, siendo que al final de los 6 meses nos habremos quedado con unos 35.000 pesos en nuestra cuenta bancaria además del TV por supuesto. Son épocas difíciles y la inflación lleva siempre las de ganar, por lo que estas pequeñas estrategias, básicas por cierto, pueden hacer la diferencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here